Los internautas preguntan por el BMW i3

0
322

Diego Martínez, project manager para BMW i3 en España tuvo ayer un encuentro en directo con los internautas del diario El Mundo. Durante el encuentro, Diego respondió a las más variopintas preguntas, que nos dieron idea del gran desconocimiento que se tiene de la movilidad eléctrica y de lo que queda por hacer en cuestión de información.

 A continuación extraemos las conclusiones a las preguntas más interesantes del ciber-encuentro.

Precio

El precio es uno de los frenos actuales a la compra de un eléctrico, y los cibernautas querían saber si con el tiempo se igualaría a los vehículos convencionales. Para Diego, es evidente que con el tiempo los precios acabarán igualándose pero esto dependerá del desarrollo tecnológico que tengamos. “La buena noticia es que entramos en un mundo que evoluciona muy rápidamente”.

¿Por qué un eléctrico?

Para el responsable de BMW i, el placer de conducir un eléctrico está por encima de cualquier otra consideración. Para los fanáticos de la conducción deportiva, recomienda probarlo, acercarse a una tienda BMW i, y sentir la aceleración de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos como haría un BMW M3. Además de las sensaciones al volante, la construcción en serie con fibra de carbono y los materiales 100% reciclables aportan al conductor de un entorno distinto y diferenciador.

No obstante Diego, preguntado por el futuro, apuesta por un parque automovilístico basado en un mix que permita el uso de combustibles fósiles junto con nuevas tecnologías eléctricas. De esta forma se reducirá la dependencia del petróleo y las emisiones contaminantes.

Recarga y Autonomía

Este fue uno de los temas más controvertidos del encuentro. Los internautas no tienen claro ni el coste ni el modo en el que deberían recargar su vehículo. El i3 es un coche con una autonomía de casi 200 km dependiendo del tipo de conducción, y es más que suficiente para un uso diario dentro de una gran ciudad, con lo que los miedos a quedarse tirado son realmente ficticios. Desgraciadamente los puntos de recarga públicos aún no están suficientemente desarrollados para poder ampliar la autonomía en caso de necesidad de uso extraurbano, pero el i3 está concebido para el uso urbano y la recarga en casa:  8 horas de recarga con un enchufe convencional de dos patillas o hasta media hora de recarga en un punto de carga rápida. Si un usuario de BMW i3 se queda tirado, la marca tiene un servicio de atención al cliente que lleva su coche hasta un punto de recarga.

Batería

Otro de los miedos que tienen los internautas es el deterioro de la batería. Diego explicó que BMW i3 ofrece 8 años de garantía o 100.000 km, que consideran más que suficiente por posibles fallos de fabricación. Además, el concepto modular de las baterías (8 módulos) hace que se pueda cambiar un módulo sin tener que cambiar la batería entera. En el caso de BMW i3 las baterías son en propiedad, no necesitan ser alquiladas como ofrecen otros fabricantes. En cuanto al incendio de algunos coches eléctricos que se ha producido recientemente, Diego está convencido de que las exhaustivas pruebas a las que son sometidas las baterías otorgan a los vehículos eléctricos una gran seguridad y que no hay nada que temer.

Evolución tecnológica y desfase

Una de las preocupaciones de los futuros compradores es la posibilidad del desfase de un vehículo debido al rápido avance de la tecnología. En este caso Diego comenta la opción de financiación a tres años con una entrada de 7.800 euros y una mensualidad de 399. En este caso, si la tecnología ha avanzado y han salido nuevos modelos se puede devolver el coche, financiarlo o quedárselo, pero está convencido de que muy pocos lo van a querer devolver.

Detalles tecnológicos

El i3 viene acompañado de avances tecnológicos como el control de la recarga mediante una app que nos permite programar la carga, detenerla o incluso precalentar los asientos o el habitáculo antes de utilizarlo.

Destaca también la buena sensación que dejaron los frenos del i3 en un internauta que ya ha tenido la ocasión de probarlo. Se trata del “One pedal feelling”, un sistema con el que puedes conducir el coche solamente usando el pedal del acelerador; el freno se queda para situaciones de emergencia, porque el coche frena cuando levantas el pie del acelerador.

Lo que hay detrás es un sistema muy evolucionado de regeneración de energía, y el resultado cuando lo pruebas es totalmente diferente, y además, muy fácil y divertido de usar.

El BMW i3 nace como tendencia. A partir de ahí, se comenzarán a disfrutar el resto de ventajas.

banner-corp728x90

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here