Los fabricantes alemanes disfrutarán de concesiones especiales en China

El gobierno alemán y el gobierno chino han firmado un acuerdo que permitirá a los fabricantes de automóviles alemanes disponer hasta el año 2019 para cumplir con las obligaciones exigidas por las normas ZEV chinas.

En medio de toda la polémica suscitada por Donald Trump y la retirada de EE.UU de los acuerdos de París, esta semana la cumbre entre Alemania y China ha dado como resultado una serie de acuerdos que facilitarán a los fabricantes de automóviles alemanes mantener sus planes en el país asiático, gracias a las concesiones acordadas con el gobierno chino.

Para BMW, Daimler y el Grupo Volkswagen es fundamental mantener una fuerte presencia en el mecano chino. Los planes del país asiático establecen una cuota de mercado de vehículos eléctricos del 8% en 2018, el 10% en 2019 y el 12% en 2020, lo que lo convierte en uno de los mercados más importantes del mundo y obliga a establecer prioridades para llevar al mercado los vehículos que están preparando. En este caso los fabricantes alemanes anuncian las primeras novedades para 2018, pero la mayoría de los modelos llegarán a partir de 2020.

Presentación Mercedes EQ en el Salón de París
Presentación Mercedes EQ en el Salón de París

El premier chino Li Keqiang, responsable de la toma de decisiones de mayor rango del país, se reunió con la canciller alemana Ángela Merkel en Berlín la semana pasada para discutir los pormenores del acuerdo. Ambos dirigentes coinciden en que este es el momento más ventajoso para trabajar en esta dirección. Merkel explicó que tanto China como Alemania comparten estrategias similares a la hora de fomentar la adopción de vehículos eléctricos y la conservación del medio ambiente.

Volkswagen I.D. Buzz Concept
Volkswagen I.D. Buzz Concept

Las facilidades para estar en el mercado del vehículo chino estimulará la electrificación de las empresas alemanas

China permitirá que los fabricantes alemanes dispongan hasta el año 2019 para cumplir con las obligaciones ZEV que impone el gobierno chino. Aunque los detalles de este acuerdo todavía no se han hecho públicos por lo que se ha podido saber China dará este margen a los fabricantes alemanes para cumplir con las cuotas mínimas de ventas de vehículos eléctricos. Este acuerdo permite a los fabricantes alemanes continuar con sus intenciones de abordar el mercado chino así como incitarles a mantener sus planes de electrificación.

Dieter Zetsche, CEO de Daimler, aprovechó este encuentro para firmar  un acuerdo con BAIC Motor Corporation para actualizar la fábrica que Mercedes posee en Beijing y prepararla para la producción de coches eléctricos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here