Los consumidores probarán el Toyota i-Road

0
345

Diez unidades del prototipo eléctrico de movilidad unipersonal de Toyota recorrerán las calles de Tokio durante algo más de tres meses, con el objetivo de mejorar sus características, comprobar su adaptación al entorno urbano y solucionar los problemas que surjan en el transcurso de las pruebas.

La movilidad urbana es uno de los frentes de batalla de muchos fabricantes, que buscan encontrar una solución práctica, no contaminante y económica para moverse por la ciudad, sin tener que desplazar vehículos de más de  una tonelada de peso y con unas dimensiones inapropiadas para ese entorno.

Renault dio el primer paso con el Twizy, con muy buena acogida en su salida al mercado pero que, poco a poco, ha ido perdiendo fuelle en sus ventas. Quizás el excesivo minimalismo del habitáculo, con puertas y ventanas opcionales, y la obligatoriedad de alquilar la batería no han convencido del todo a los consumidores.

Toyota i-Road

Toyota tiene ya muy desarrollado un concepto parecido. El i-Road combina, según dice el propio fabricante, la comodidad de una motocicleta y el confort y la estabilidad de un coche. A partir del 24 de marzo y hasta principios del mes de junio, en el área metropolitana de Tokio, diez de estos vehículos serán probados por una veintena de participantes de diversas características sociales y hábitos, desde usuarios corrientes hasta expertos en tendencias. Durante este tiempo Toyota recabará  sus impresiones sobre la conducción, los destinos a los que han podido desplazarse, su facilidad de uso y los inconvenientes que han podido encontrar, con el fin de mejorar el modelo definitivo que salga al mercado.

El i-Road ya ha participado en otras pruebas de sistemas de transporte como el Ha:mo, que integra un conjunto de proyectos cuyo objetivo es la reducción de la contaminación en las ciudades mediante medios de movilidad tecnológicamente avanzados y desarrollados para reducir las emisiones.

Características del i-Road

Las diez unidades cedidas para estas pruebas serán derivadas del prototipo que Toyota presentó en el Salón de Tokio del año pasado. Esta versión ha mejorado en visibilidad y maniobrabilidad, además de disponer de cinco colores diferentes. Se mueve gracias a dos motores eléctricos que le permiten alcanzar los 60 km/h de velocidad máxima. La batería de iones de litio otorga una  autonomía de 50 km, conduciendo a una velocidad constante de 30 km/h.

Su longitud es de 2,34 metros, su anchura de 87 centímetros y la altura de 1,45 metros. La distancia entre ejes es de 1,69 metros. Con estas dimensiones en su interior puede viajar una persona. Su peso en vacío es de 300 kg. El radio de  giro de 3 metros le permite una gran maniobrabilidad en ciudad, similar a la de una motocicleta. En la parte delantera lleva doble rueda con neumáticos de dimensiones 80/90R16 mientras que en la parte trasera solamente dispone de una de 120/90R10.

Fuente: Toyota

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here