A partir del mes de julio Alemania incorpora un incentivo de 5.000 € por la compra de un vehículo eléctrico. Un plan con que estará vigente hasta 2020 con una reducción en la ayuda de  500 € cada año.

Los ministerios de Economía, Transportes y Medioambiente de Alemania han acordado poner en marcha, a partir del 1 de julio, un programa de incentivos a la compra de vehículos eléctricos que incluirá un descuento sobre el precio de 5.000 €.

Este programa, que lleva gestándose desde el año pasado, desde que Alemania se unión a la International Zero-Emission Vehicle Alliance, ha sido negociado por los tres ministerios implicados hasta que finalmente se han puesto de acuerdo en el coste de la financiación. En enero de este año se confirmaba su puesta en marcha.

1.300 millones de euros hasta 2020

Para el total de las ayudas se dispondrán 1.300 millones de euros de los que 780 millones de euros correrán a cargo del gobierno y el resto de los fabricantes. El incentivo que se aplicará para el caso de vehículos particulares será de 5.000 euros mientras que para el caso de los comerciales será de 3.000 €. Esta cantidad se irá disminuyendo en 500 euros cada año hasta el 2020.

Con este plan el gobierno prevé también la financiación de 15.000 nuevas estaciones de carga en todo el país y subvencionar las investigaciones dirigidas a desarrollar la tecnología de las baterías.

Volkswagen e-golf y e-up
Volkswagen e-Golf y e-Up!

Un plan cerrado para 5 años

Los detalles del plan se anunciarán en abril para que las ayudas puedan empezar a repartirse en julio. Más adelante conoceremos los detalles que, por lo que parece, no distingue por tipologías o autonomías de los vehículos, sino por el fin al que se van a destinar. Tampoco sabemos si estas ayudas están sujetas a fiscalidad, como en España. Lo que sí es de aplaudir es que el plan tenga una duración ya comprometida de 5 años, con presupuesto cerrado y ayudas estipuladas desde el principio, lo que permitirá dar continuidad al mercado en el tiempo. También son de aplaudir las ayudas a la estaciones de recarga y aún más a las investigaciones sobre la batería, el verdadero caballo de batalla del vehículo eléctrico.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here