La Unión Europea prepara una normativa de cuotas para coches eléctricos

La Unión Europea votará el próximo mes sobre una propuesta del 25% de cuota mínima de coches eléctricos para los fabricantes en 2025 y la prohibición delos motores de combustión en 2035.

Mina Andreeva, viceportavoz de la Comisión Europea
Mina Andreeva, viceportavoz de la Comisión Europea

Hace unas semanas la agencia Reuters reportaba unas declaraciones de Mina Andreeva, portavoz del ejecutivo, en las que se negaba que la Unión Europea estuviera planteándose imponer cuotas para las flota de coches eléctricos a los fabricantes. La imposición de este tipo de cuotas representaría “una discriminación entre las diferentes tecnologías” que hoy en día luchan por desbancar a los obsoletos y contaminantes motores de combustión. “la Comisión está explorando formas de promover el uso de los modos de transporte de bajo contenido en carbono, pero ninguno de ellos incluye las cuotas de los coches eléctricos”.

Sin embargo, fuentes no oficiales insisten en que desde Europa se está trabajando en una normativa, que podría presentarse en otoño,  que entraría en vigor en 2030 y que obligaría a los fabricantes a establecer una cuota de coches eléctricos en su flota, en la que también se contarían los híbridos enchufables.

Ante esta aparente contradicción Andreeva ha dicho que es importante distinguir entre cuotas y metas: “los objetivos son mucho más suaves que las cuotas, que son legalmente aplicables”.

Lo que no es un rumor, sino una realidad es que el próximo mes el Parlamento Europeo votará sobre una propuesta para aplicar una cuota del 25% de coches eléctricos a los fabricantes en 2025 y prohibir el diésel y la gasolina en 2035. Algo similar a lo que ocurre en California y la Ley del Aire o en China, que aplicará un 8% a partir de 2018, un 10% en 2019 y un 12% en 2020.

Nissan Leaf Reino Unido. Los coches eléctricos representan el 4,2% de cuota de mercado en Reino Unido. Foto Jonathan Nicholson NurPhoto vía Bloomberg
Nissan Leaf Reino Unido. Los coches eléctricos representan el 4,2% de cuota de mercado en Reino Unido. Foto Jonathan Nicholson NurPhoto vía Bloomberg

Lo que sí podemos deducir de las anteriores palabras de la portavoz europea es su intención de cumplir con el mandato cero emisiones y ya le han advertido a la industria que deje de quejarse y aporte soluciones constructivas, refiriéndose sobre todo sus quejas ante las regulaciones de emisiones. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, tanto las fechas que se barajan desde Francia, Holanda o Gran Bretaña para la prohibición de los vehículos de combustión, como estas que se rumorean por parte de la Unión Europea, son tan lejanas, que es muy probable que la propia industria sea la que cambie antes de que le obligue la normativa.

Como suele ocurrir los intereses cruzados, léase elecciones alemanas, poder de la industria y cambio climático, hace que tanto la Unión Europea como los países miembros se muevan a paso de tortuga, intentando no favorecer más a unos que a otros. Pero el cambio en la industria del automóvil es innegable y quien no lo quiera ver pronto se verá en un mercado residual con un producto obsoleto.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here