La era de las ‘smart’

0
417

El los albores de los años 2000 todos nos preguntábamos dónde estaba el negocio en internet, mientras que las “punto com” se disparaban en bolsa. Los inversores más avispados sacaron una buena tajada de terra y compañía, y las grandes empresas empezaron a comprar webs con contenidos atractivos por una millonada (aún estábamos con las pesetas). El pelotazo de algunos niños prodigio fue de órdago y ya nadie decía en público eso de “yo no entiendo quién gana con internet”. Ahora tras más de una década de crecimiento exponencial, nos damos cabezazos cuando pensamos por qué no se nos ocurrió a nosotros google, facebook o twitter.

Hace no más de un par de años, empezamos a oír hablar de las “smart cities”, un término difuso que llenaba las bocas en las jornadas y conferencias. Y el 90% les aseguro que no sabía de lo que estaba hablando, repetían como papagayos eso de que había un gran futuro en las “smart cities”. Todavía algún cliente rezagado nos preguntaba esta semana en qué consistían las “smart”. Básicamente diremos que si internet ha digitalizado la información y la ha democratizado, las tecnologías smart, basadas en las TIC (Tecnologías de la Información y de la Comunicación) van a digitalizar las cosas para que sean más eficientes: la energía que consumimos, el riego de nuestros jardines, el agua que bebemos, las farolas de nuestras calles, la comida de nuestros supermercados, los vehículos compartidos, el aparcamiento público, y tantas y tantas cosas que usamos en las ciudades y que compartimos. “Compartir”, quizás esa sea la palabra clave en un entorno urbano. El derroche de los ochenta y noventa se ha sustituido por el uso responsable de los recursos: “la sostenibilidad” que se llama ahora, el “me prestas tu boli” que se decía antes.

Pero además, las smart cities permiten a las ciudades ser autónomas y crear redes internacionales de aprendizaje y negocio. Lo han hecho Barcelona y Honk Kong, que han acordado crear un Smart City Campus en la ciudad asiática para favorecer la entrada en el mercado chino de las iniciativas catalanas más innovadoras.

El teniente de alcalde de Hábitat Urbano del Ayuntamiento de Barcelona, Antoni Vives, y el presidente del Hong Kong Science & Technology Parks Corporation, Nicolas Brooke, han firmado  un acuerdo para formar conjuntamente el Barcelona Smart City Campus en el Parque Científico y Tecnológico de Hong Kong. Aprovechando la posición de Barcelona como capitalidad mundial del móvil (2013-2018) y el Smart City Campus en el 22@, se organizarán actividades en torno a las smart cities, que aportarán crecimiento económico, nuevos puestos de trabajo, innovación, investigación y atracción de actividad, entre otros.

El fomento del espíritu emprendedor para estimular la transferencia de conocimientos y la creación de oportunidades de negocio son los objetivos que mueven a ambos consistorios. Para Honk Kong supone una puerta de entrada al mercado europeo de las TIC y para Barcelona la puerta al mercado chino, con todo lo que representa.

El programa de crecimiento empresarial elaborado por la Universitat Politècnica de Catalunya y el Ayuntamiento, seleccionará un grupo de empresas que se establecerán en el Campus de Honk Kong, y que se podrán acoger a los programas de incubación pensados para el mundo de la tecnología web y móvil entre otros.

El acuerdo tendrá una duración de tres años.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here