Kia Soul EV Autónomo
Kia Soul EV Autónomo

Kia Motors ha lanzado la marca DRiVE WISE para abarcar sus futuros sistemas avanzados de asistencia a la conducción ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) cuyas tecnologías fueron mostradas en el CES de Las Vegas.

El Kia Soul EV es el banco de pruebas para la futura generación de tecnologías DRiVE WISE. El estado de Nevada recientemente ha proporcionado a Kia un permiso especial para probar sus nuevas tecnologías en carretera abierta.

Parcialmente autónomos en 2020 y totalmente en 2030

DRiVE WISE encarna la filosofía de Kia para conseguir vehículos seguros mediante sus futuras tecnologías ADAS, que está mostrando actualmente en el Salón de Ginebra, y que permitirán al fabricante introducir sistemas inteligentes de seguridad en su futura gama de modelos. Kia ha anunciado recientemente sus planes para fabricar coches parcialmente autónomos en 2020 y tiene como objetivo lanzar al mercado un vehículo totalmente autónomo en 2030.

Kia ilustra en Ginebra la progresión de sus tecnologías de conducción autónoma, desde las que están ya disponibles en modelos actuales hasta los avanzados dispositivos que se van a desarrollar durante los próximos 15 años bajo la marca DRiVE WISE.

El objetivo es proporcionar al conductor mayores niveles de asistencia, anticipando y reaccionando a los riesgos y los cambios en las condiciones de la carretera para mejorar la seguridad de todos los usuarios de la vía.

Interior del Kia Soul EV Autónomo
Interior del Kia Soul EV Autónomo

La conducción autónoma en autopista (Highway Autonomous Driving HAD) emplea una combinación de sistemas de detección por radar y cámaras para reconocer las líneas de la carretera y. sin intervención del conductor, mantener al coche en su carril, cambiarse a otro para adelantar o tomar una desviación.

La conducción autónoma en ciudad (Urban Autonomous Driving UAD) utiliza el GPS y sensores para identificar la posición del coche sobre la calle, de forma que puede transitar por zonas congestionadas en ciudad y responder a las actualizaciones sobre el tráfico.

El seguimiento del vehículo precedente (Preceding Vehicle Following PVF) es una versión mejorada del sistema de mantenimiento del carril que controla al vehículo que circula por delante y hace que el coche calcule su propia trayectoria con relación a él, a una distancia segura, si las líneas de la carretera se vuelven irreconocibles por las condiciones meteorológicas o de la carretera.

El sistema de parada de emergencia (Emergency Stop System ESS) funciona coordinadamente con la monitorización del estado del conductor (Driver Status Monitoring DSM) de Kia. Analiza la cara del conductor, para asegurar que no aparta la atención de la carretera por un periodo demasiado largo. Si detecta que los ojos del conductor se apartan de la carretera demasiado tiempo, el ESS puede dirigir al coche hacia un lugar apropiado en el arcén hasta pararlo.

El asistente en atascos (Traffic Jam Assist TJA) controla al vehículo precedente en condiciones de tráfico congestionado, mantiene una distancia segura con relación a él, y se mueve en el espacio apropiado para ir avanzando.

El asistente para aparcamiento automático (Autonomous Valet Parking) permite que el conductor salga del coche y deje que aparque por sí mismo, si activa esta función mediante el mando a distancia.

Control por gestos

La futura generación HMI de Kia está basada en el concepto de ‘control ciego’, con una superficie de contacto para los dedos y reconocimiento de gestos que se pueden usar para manejar los controles del coche. En el arranque, el coche reconoce automáticamente al conductor por la huella dactilar o el sistema de vigilancia e inmediatamente se adapta a las preferencias en la climatización del habitáculo, la música, el control de la temperatura y el tipo de información que se muestra en la instrumentación.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here