Consumos del Tesla Model S en Singapur
Consumos del Tesla Model S en Singapur

El Tesla Model S importado por un ciudadano de Singapur se ve obligado a pagar 11.000 dólares de tasa por ser considerado un coche altamente contaminante por una producción eléctrica basada en el gas y otros combustibles contaminantes.

Unas mediciones dudosas y una normativa absurda

No deja de sorprender hasta qué punto la normativa puede generar situaciones absurdas. Las autoridades de Singapur han impuesto una tasa de 11.000 dólares a un ciudadano que decidió importar un Model S. El motivo es que, según el ente encargado de estas mediciones, la Singapore’s Land Transport Authority,  la energía consumida por el coche  es de 44,4 kWh/100 por cada 100 kilómetros, lo que unido a una producción eléctrica basada en el gas natural y otros combustibles contaminantes supone una importante tasa de emisiones totales.


 

ACTUALIZACIÓN 12 mayo de 2016

El ministro de Transportes de Singapur,  Khwan Boon Wan, ha afirmado que lo incentivos a la compra de vehículos eléctricos serán aplicables al Tesla Model 3, que, en virtud de sus emisiones, podría alcanzar hasta los 22.000 dólares de ayuda. El Ministro añadió que el vehículo estaría sujeto a pruebas de eficiencia energética con el fin de determinar su impacto ambiental cuando es alimentado con la red eléctrica de Singapur.


 

La reacción de Tesla

Tesla se ha mostrado muy sorprendido por la noticia y en un comunicado un portavoz de la compañía afirmó que, en circulación, el Tesla Model S homologa un consumo de 18,1 kWh/100 km y que, en función de la energía que se utilice para recargarlo el Model S puede llegar a contaminar el equivalente a 90 gramos de CO2 por kilómetro, tres veces menos que un vehículo de combustión de  su segmento, que alcanzaría los 200 gramos de CO2 por kilómetro. La compañía ha anunciado que está en conversaciones con las autoridades de Singapur para verificar que se está poniendo a prueba el Model S de forma correcta y que espera que esta situación se resuelva lo antes posible.

Pruebas de la EPA de algunos de los modelos de Tesla
Pruebas de la EPA de algunos de los modelos de Tesla

Vehículos eléctricos y energías renovables

Pagan justos por pecadores

Curiosamente las tasas impuestas a los coches de importación en Singapur están diseñadas para promover el uso de los coches eléctricos. Este hecho choca con el absurdo que supone cargar al propietario del coche con una tasa de la que únicamente es culpable un sistema de producción de energía altamente contaminante que no se basa en las energías renovables. El propietario del Model S no puede cambiar ese absurdo sistema de producción eléctrico, pero sí se le carga con la culpa para imponerle una tasa sin sentido.

tesla model s
Tesla Model S

Desde hace años Elon Musk, CEO de Tesla, ha venido hablando sobre este tema. De nada sirve la gran eficiencia energética de los coches eléctricos si, en el origen, esa energía se produce de forma altamente contaminante e ineficiente. El uso de energías renovables como la hidroeléctrica, la solar y la eólica son imprescindibles para comprobar la realidad de la comparación entre un coche térmico y uno  eléctrico.

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here