kia soul EV autonomo

Kia comenzará con la implementación de nuevas tecnologías para la conducción parcialmente autónoma, que llegará en 2020, y prevé el lanzamiento al mercado de su primer vehículo completamente autónomo en 2030.

1.900 millones de euros para 2018

La fase inicial de esta inversión de Kia, un total de 1.900 millones de euros para el 2018, hará posible que la compañía desarrolle el primero de sus Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (Advanced Driver Assistance System, ADAS) y dé empleo a un gran número de ingenieros. Esta inversión supondrá la introducción de la futura generación de vehículos inteligentes de Kia en los próximos años.

Será necesaria una gran labor de desarrollo y un riguroso programa de pruebas de producto

En palabras de Tae-Won Lim, vicepresidente del Instituto Central de Desarrollo e Ingeniería Avanzados de Hyundai Motor Group “Los vehículos completamente autónomos quedan aún un poco lejos y será necesaria una gran labor de desarrollo y un riguroso programa de pruebas de producto (…). Kia está todavía en las etapas iniciales del desarrollo de sus propias tecnologías, confiamos que las últimas innovaciones de conducción parcial o totalmente autónoma finalmente hará el tráfico más seguro para todos”.

Conducción parcialmente autónoma en 2020

Conducción asistida en autopista, asistente de atascos, aparcamiento remoto, aviso de cambio de carril, detector de vehículos en ángulo muerto, freno automático de emergencia y control de crucero inteligente

Las tecnologías que actualmente se están desarrollando son:

Conducción Asistida en Autopista (Highway Driving Assist HDA). Combina el Sistema de Guía en el Carril (Lane Guidance System LGS) y el Control de Crucero Inteligente Avanzado (Advanced Smart Cruise Control ASCC). El HDA está concebido para mantener automáticamente una distancia segura con el vehículo precedente a la vez que mantiene al coche en su carril por autopista y se ajusta a los límites de velocidad locales mediante la información del navegador. Este sistema también puede ayudar a adelantar de forma segura a otros vehículos en autopista.

Asistente en Atascos (Traffic Jam Assist TJA), que facilitará la conducción cuando la circulación es de moderada a muy densa, al seguir al coche precedente. El sistema emplea una serie de sensores para determinar una distancia segura con relación al coche precedente y para mantenerse dentro del carril. Con el TJA, los conductores podrán circular de forma menos estresante en atascos o en vías normalmente congestionadas.

Sistema Avanzado de Asistencia Remota al Aparcamiento (Remote Advanced Parking Assist System (RAPAS), una mejora del Sistema Automático de Asistencia al Estacionamiento (Smart Parking Assist System SPAS), que permitirá el aparcamiento de forma autónoma cuando el conductor presione un botón en el mando a distancia inteligente, mientras esté a una cierta distancia del coche.

Estas tecnologías se unirán a las que ya ofrece Kia en los nuevos Sorento, Optima y Sportage: Aviso de Cambio Involuntario de Carril, el Detector de Vehículos en Ángulo Muerto, el freno Automático de Emergencia y el Control de Crucero Inteligente.

kia soul ev autonomo
Prototipo de Kia Soul EV autónomo

Conducción autónoma en 2030

Inversión en V2V, V2I Y V2X

Dedicar recursos de I+D a la comunicación entre vehículos (V2V), entre el vehículo y las infraestructuras (V2I) y entre el vehículo y todo lo demás (V2X) es la clave para lograr un vehículo que sea capaz de conducir sin la supervisión de un conductor.  Al permitir que el coche se comunique de manera directa e independiente con su entorno, los vehículos equipados con sistemas ADAS ganarán no solo en comodidad sino en seguridad y eficiencia.

Sistema ADAS (Kia Advanced Driver Assistance System)

Con los sistemas ADAS aún es sus inicios, Kia, como parte de Hyundai Motor Group, está trabajando  estrechamente con proveedores y compañías asociadas para desarrollar una gama de tecnologías que harán posible un coche de conducción autónoma:

Reconocimiento: el desarrollo de nuevos sensores para la detección de otros vehículos y riesgos, leer la carretera e identificar condiciones de circulación difíciles

Evaluación: sistemas de cálculo avanzado que permitan al coche tomar decisiones basadas en la información que suministran los sensores de los sistemas ADAS.

Control: sistemas electrónicos y mecánicos activos con los que el vehículo pueda ejecutar las decisiones tomadas por los sistemas autónomos en cada situación dada.

Muchas de las tecnologías ADAS de Kia requieren informaciones simultáneas de más de un sensor. Gran parte de la inversión de Kia en investigación y desarrollo permite obtener la información específica y establecer la base de producción para estos sensores de gran precisión, necesarios para los sistemas autónomos de conducción.

banner-corp728x90

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here