La Secretaria General de Industria y Pyme del Ministerio de Industria, Begoña Cristeto, anunció ayer que el nuevo plan MOVEA, que incluye a los vehículos eléctricos junto con los de tecnologías alternativas (gas), estará listo para el primer viernes de mes y será aprobado en Consejo de Ministros.

El anuncio se realizó durante el III Congreso Europeo del Vehículo Eléctrico celebrado ayer en Madrid, al que acudieron la mayoría de los representantes del sector. Preguntada por este diario por el precio máximo subvencionable, que en este momento está fijado en cuarenta mil euros, Cristeto respondió que el precio de partida en la negociación había sido de veintiocho mil euros y que aún se estaba negociando con las asociaciones. Según parece el precio que se está negociando, podría estar en los treinta y dos mil euros, límite que incluiría por los pelos el precio sin IVA del BMWi3. Según el responsable de BMWi, esto es un gran handicap para la marca alemana, ya que excluye a su modelo de autonomía extendida, y deja a su modelo 100% eléctrico limitado a su venta sin extras.

Según BMWi, no tiene sentido que se limite el precio del vehículo para que pueda ser subvencionado por el plan MOVEA. “El potencial comprador de un i3, lo es también de otro modelo de combustión de alta gama. Si no obtiene ventajas en forma de beneficio económico, es posible que opte por la compra de otro vehículo de combustión”. Nos comenta su responsable.

La idea del nuevo plan MOVEA es la popularización del vehículo eléctrico, y para eso el Ministerio quiere hacer llegar las ayudas  al máximo número posible de usuarios. Sin embargo, la dotación económica es la misma para un vehículo de treinta y dos mil euros como para uno de diecinueve mil.

Hay otras alternativas para ayudar a la compra de VE. Un ejemplo es el de nuestro vecino Portugal. Carlos Almeida, Director General de Energía y Geología del gobierno de Portugal, explicó que las ayudas en su país están dirigidas a la exención de IVA y del impuesto de circulación para los vehículos por debajo de los sesenta y cinco mil euros. Además, Portugal está optando por la estandarización de todas sus plataformas de recarga, de tal forma que cualquier tarjeta magnética de las diferentes compañías suministradoras funciona.

En Europa

El transporte en Europa consume mil millones de euros diarios en combustibles fósiles, de los cuales el 80% son importados. Los gastos en sanidad provocados por las emisiones y partículas contaminantes son también  millonarios. Por ende, China y EE.UU. están apostando fuertemente por el desarrollo del VE.

Para Bert Witkamp, secretario general de AVERE, es esencial que Europa lidere la transformación industrial del sector del automóvil hacia la tecnología eléctrica si no quiere verse superada por Asia o América. Según una reciente encuesta realizada a una población europea de entre 14 a 17 años de edad, el 81% piensa que su primer vehículo será eléctrico.

Vehículos eléctricos en el jardín de la Embajada de Francia
Vehículos eléctricos en el jardín de la Embajada de Francia

Normativa europea

Según Dorothée Coucharrière, responsable de política sobre movilidad y transportes de la Comisión Europea, ya se han sentado las bases para la progresiva transformación de la industria automovilística hacia la electrificación mediante la publicación de la Directiva 2014/94 de Combustibles Alternativos, que marca estándares comunes para todos los países miembros. Los principales obstáculos son la reducción del precio y el aumento de la autonomía de las baterías, así como la normalización y la ampliación de la infraestructura de recarga europea.

El plan Junker, que ha destinado 21.000 millones de euros para la financiación de proyectos con riesgo entre los que se encuentran los proyectos de movilidad eléctrica, servirá para crear corredores eléctricos entre los distintos países de la UE.

Tasas disuasorias para el diésel

Las altas cuotas de partículas de NOx en la atmósfera están ocasionando graves problemas de salud en las grandes ciudades. Según Javier Castaño, Responsable de Proyectos en la Agencia de la Energía del Ayuntamiento de Madrid, el vehículo diésel es el causante de la mayoría de esas emisiones y por tanto el máximo responsable.

De esta forma, se oye cada vez con más fuerza la posibilidad de que se incluya una nueva tasa fiscal que grave a los conductores de vehículos diésel, para subvencionar con ésta a la movilidad eléctrica.  Si a esto añadimos el “WolkswagenGate”, el desarrollo del diésel se antoja como finalizado.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here