En India, solo coches eléctricos en 2030

El gobierno indio está poniendo en marcha un plan de ayudas con el objetivo de eliminar las ventas en su mercado de vehículos de gasolina en 2030. La inversión en energías renovables completaría este ambicioso plan de futuro.

Tras la controvertida decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar a su país de los acuerdos de París, Elon Musk decidió abandonar el conejo de asesores de la Casa Blanca y, en uno de sus tweets mencionó como ejemplo a seguir la política del gobierno indio en materia de vehículo eléctrico y energías renovables.

La India, con más de 1.300 millones de habitantes es uno de los países más contaminados del mundo, según afirma su departamento de energía, por lo que entre los objetivos del gobierno aparece un ambicioso plan para detener la venta de vehículos de gasolina a partir de 2030. A medida que la economía del país ha ido creciendo, la creación de nuevas industrias ha propiciado el aumento del transporte tanto de mercancías como el particular observándose un crecimiento importante de las emisiones contaminantes. Según estimaciones esta contaminación contribuye cada año a provocar 1,2 millones de muertes. Según los médicos, respirar el aire contaminado de su capital, Nueva Delhi es asimilable a fumar 10 cigarrillos al día.

El tráfico en Nueva Delhi
El tráfico en Nueva Delhi

Los incentivos durarían hasta lograr un mercado libre sin subvenciones

El ministro de energía Piyush Goyal anunció que el gobierno del país facilitaría el acceso al vehículo eléctrico ofreciendo subsidios para su compra durante un par de años, el tiempo suficiente para desarrollar el mercado y que la economía de escala permita abaratar su coste y competir por sí mismo en un mercado libre. Los planes del gobierno indio no se limitan a las ayudas a la compra. También quiere ampliar su capacidad de producción de energías renovables, en concreto de energía solar. El primer ministro Narendra Modi ha corroborado su compromiso con los acuerdos de París durante su visita a Francia de la semana pasada, coincidente con el anuncio Trump: “Los acuerdos de París son una herencia que compartirá el mundo entero y que beneficiará a las generaciones futuras“, declaró junto a presidente francés Emanuel Macron que también condenó enérgicamente la decisión de Trump.

El Plan de la India para la movilidad eléctrica se marca un primer objetivo para 2020: entre seis y siete millones de coches eléctricos circulando por sus ciudades y carreteras. Estas cifras son las que han ‘cautivado’ los oídos de Elon Musk, que ve en el país asiático un mercado tan interesante como el chino y mucho menos restringido por las condiciones políticas. De ahí su tweet de la semana pasada poniéndolo como ejemplo.

Realmente Tesla no ha entrado todavía en el mercado del automóvil indio, aunque Elon Musk ha hablado de ello frecuentemente, la última vez para anunciar que este verano el fabricante californiano podría abrir su primera tienda allí.

Mahindra anuncia sus eléctricos 2.0
Mahindra anuncia sus eléctricos 2.0

Cuantos más, mejor

Incluso Mahindra, uno de los principales fabricantes de coches de la India, y que cuenta con una división de coches eléctricos, además de una importante inversión en la Fórmula E,  ya ha declarado que daría la bienvenida a la llegada de Tesla. En esta situación más que competencia sería un gran estímulo para el mercado que arrastraría el despegue de otros fabricantes en este sector.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here