Impulso de la movilidad en Euskadi. El taxi entra en escena

0
395

El Gobierno Vasco, a través del Ente Vasco de la Energía (EVE) tiene la intención de desarrollar la movilidad eléctrica en el País Vasco para conseguir la puesta en circulación de 41.000 vehículos eléctricos en 2020, junto con una red de entre 7.000 y 13.000 puntos de recarga.

Para conseguirlo, el EVE fijó un acuerdo en 2010 con la compañía REPSOL para la constitución de una sociedad denominada IBIL, como Gestor de Carga. La misión de IBIL es la del diseño, construcción, explotación, operación y mantenimiento de una infraestructura de puntos de recarga de vehículo eléctrico en ubicaciones de particulares y en emplazamientos públicos.

A 31 de diciembre de 2012, IBIL había instalado 164 puntos de recarga en Euskadi (62 públicos y 102 privados), que tratan de facilitar el uso del vehículo eléctrico para todo tipo de operaciones de transporte. La red se mejoró con la puesta en funcionamiento de un punto de recarga rápida (80% de la carga en 30 minutos) en una estación de servicio REPSOL en el barrio de Salburua de Vitoria, y se pretende instalar muchos más en otras estaciones de servicio de la compañía, de tal modo que sean cada vez más las empresas y particulares que confíen en la movilidad eléctrica.

A día de hoy, son 240 los vehículos eléctricos que circulan por las carreteras vascas y que se han beneficiado de la subvención de 5.000 euros del Gobierno Vasco (750 para las motos, y 400 para los ciclomotores).

Transporte público

Según el diario Deia, el pasado martes 19 de febrero, tuvo lugar la segunda reunión entre los taxistas de Bilbao y el EVE, con el objetivo de que este colectivo comience a usar el vehículo eléctrico. Se ha demostrado que el gremio del taxi es un buen escaparate para la promoción de todo tipo de vehículos, y más si cabe el de las nuevas tecnologías. Para los taxistas existen problemas para su uso inmediato, como la autonomía. Para Iñaki Pardo, directivo de Radio Taxi Bilbao, una autonomía de 150 km resulta escasa, ya que tendrían que renunciar a servicios interurbanos. Por contra, el gasto mensual que ahora está en unos 400 euros, podría reducirse en unos 100 a 150 euros.

También se habló de la necesidad de instalar puntos de recarga rápida en el centro de Bilbao y en los hogares de los taxistas, de modo que se facilitase su uso. La empresa Nissan, que también participó en la reunión, propuso el uso del LEAF, un vehículo que con las ayudas autonómicas y estatales, podría ponerse en circulación por 19.000 euros

Car Sharing

En el mes de julio se puso en funcionamiento el centro de movilidad del vehículo eléctrico en Vitoria, que además de servir de exposición permanente de diversos modelos, sirve de base de operaciones a IBILEK, la empresa que gestiona el uso compartido de vehículos por horas a través de una suscripción. La empresa cuenta ya con 10 bases operativas en las tres provincias y 20 vehículos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here