Hyundai confirma la electrificación del Kona

En la presentación oficial del Hyundai Kona el fabricante coreano ha confirmado que existirán varias opciones electrificadas de su nuevo SUV. La primera, la eléctrica, llegará en 2018.

La movilidad limpia es una estrategia central de Hyundai en el futuro

El Hyundai Kona es el nuevo SUV del segmento B que ha sido presentado oficialmente en Seúl. Además de los modelos de gasolina presentados ya, y las versiones diésel que llegarán en verano, se ha confirmado desde Corea del Sur que la gama se completará con varias opciones electrificadas. La primera será una versión totalmente eléctrica que llegará en 2018.

Para este nuevo SUV eléctrico se anuncian ‘hasta 390 kilómetros de autonomía’, en el ciclo EPA americano (unos 500 kilómetros en NEDC), bastante real y que sería  similar a la que homologan el Chevrolet Bolt o el propio Tesla Model 3. La batería que montará este nuevo modelo eléctrico podría alcanzar una capacidad de entre 40 y 50 kWh, unos datos que parecen algo escasos para lograr la autonomía que se anuncia. Sobre el resto de sus características técnicas no se sabe si heredará el sistema de tracción del Ioniq eléctrico dotado de un motor de 88 kW de potencia (118 CV).

Hyundai Kona
Hyundai Kona

Vamos a seguir centrándose en los vehículos eléctricos e híbridos

Por lo que parece, siguiendo la estrategia que ya se ha hecho realidad con el Ioniq, existirán otras motorizaciones electrificadas, probablemente un híbrido convencional y una versión híbrida enchufable.

Lo importante en este caso es conocer la intención del fabricante coreano en relación con el precio de este coche, que se sitúa en un segmento, el de los SUV compactos, muy demandado por los clientes, pero en el que no existe competencia con motorización eléctrica. Aunque aerodinámicamente, y por lo tanto en términos de eficiencia, no es la solución que mejores características puede aportar, sí lo hace a la hora de permitir situar componentes tan pesados como la batería en la parte baja, mover los motores a los ejes y crear un vehículo más espacioso y más seguro que una berlina eléctrica convencional. Un diseño que se complica, como en el caso del Kona, cuando el vehículo no ha sido creado como eléctrico desde el origen.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here