Ferrolineras: Energía Recuperada

0
513

ADIF, el administrador de infraestructuras ferroviarias, ha sido galardonado con el Premio Europeo de Responsabilidad Social Empresarial por su proyecto de recuperación de la energía de frenada de los trenes.

El proceso de frenado de un tren devuelve a la catenaria una cantidad de energía que puede ser aprovechada para la recarga de vehículos eléctricos llevando esa energía a una estación de recarga que, a través de acumuladores, la almacena para cuando sea demandada.  El jurado del premio ha valorado sobre todo el aumento de la eficiencia energética del sistema eléctrico ferroviario recuperando una energía que se perdería.

En marzo de 2012 ADIF puso en marcha en la estación Vialia ‘María Zambrano’, en Málaga, la primera ferrolinera que además incorporaba una estación de recarga para coches eléctricos utilizando la energía de frenado de los trenes. Ha sido puesta en marcha con la a colaboración de MP Sistemas, Windinertia y Andel. La ferrolinera está conectada a la línea del AVE Córdoba-Málaga y, con el fin de estudiar su explotación económica, de momento está disponible para la recarga de vehículos sin coste alguno. El cliente potencial de este tipo de instalaciones va desde el usuario habitual, que se desplaza en tren a su trabajo y que utiliza el coche para desplazarse hasta la estación, hasta los propios trabajadores de mantenimiento de ADIF, pasando por empresas de alquiler de coches eléctricos y flotas. El proyecto  Smart City de Málaga, del que ya hemos hablado aquí en muchas ocasiones, realizó una visita técnica a la instalación lo que demuestra el interés que la idea suscita.

Además de ADIF dispone de una segunda ferrolinera en el Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF) también en Málaga.

¿Cómo funciona?

En la figura se esquematiza el funcionamiento general de una ferrolinera. La marquesina adifintmetálica aloja el módulo de recarga eléctrico que se conecta a dos fuentes de energía independientes. La red eléctrica ferroviaria, usualmente ubicada en una subestación de tracción, en la que la energía puede proceder de la red de distribución eléctrica o de la propia catenaria a través de una planta de almacenamiento-recuperación de energía,  y una segunda fuente compuesta por un sistema de paneles solares fotovoltaicos instalados sobre la marquesina. La instalación de recarga se podrá alimentar de ambas fuentes y se podrá conmutar entre ellas de forma manual.  La energía se almacena y queda lista para ser  despachada.

Una ventaja extra de este tipo de instalación es que está pensada para ser modular, permitiendo  escalar su tamaño en función de las necesidades.

El sistema, sin el puesto de recarga, podría recuperar la energía de frenado de un tren si a la vez y por el mismo tramo existe un tren acelerando que la pueda aprovechar. Si no es así esa energía se perdería en las resistencias de frenado que incorpora el propio tren.

Algunos números

Según Gonzalo Ferre, presidente de ADIF, la ferrolinera un “un proyecto pionero a escala mundial”. La empresa estima que la red de puntos de recarga de vehículos eléctricos en España adifint2puede tener una base muy importante en las 1.500 estaciones de tren de ADIF.

La frenada puede producir entre 5 y 10 kW. En un día y suponiendo que únicamente pasara un tren cada hora se recuperarían hasta 240 kWh suficientes para recargar 10 coches eléctricos con una batería de unos 20kWh, como pueden ser un Nissan Leaf (24 kWh) o un Renault Zoe (22 kWh).

Algunas ventajas

El desarrollo de la movilidad eléctrica, una vez más, pasa por iniciativas de este tipo. La infraestructura de recarga necesita crecer y generalizarse. Los usuarios del tren que todos los días se desplacen a la estación y dejen sus coches allí, para ir a su trabajo, encontrarán que un coche eléctrico les resuelve este desplazamiento con un ahorro económico incluido. Además el beneficio medioambiental indiscutible y el beneficio económico que supone el aprovechamiento de una energía perdida no deberían hacer dudar a nadie sobre la importancia de este proyecto.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here