baterias solidas mercedes audi bmw

Los fabricante de automóviles premium alemanes podrían ponerse de acuerdo para aliarse en la fabricación de baterías para coches eléctricos, un mercado controlado actualmente por los gigantes tecnológicos coreanos.

La primera piedra la tiró Daimler en unas declaraciones de principios de este año realizadas por su CEO, Dieter Zetsche, en las que hablaba de los puntos en común entre Mercedes, BMW y Audi. La inversión en baterías podría ser la continuación de la alianza formada por los tres fabricantes alemanes para la compra de “Here”, el negocio de los mapas digitales de la compañía sueca Nokia, materializada en agosto por 2.800 millones de euros.

La división de mapas de Nokia era un interés común que podría extenderse a otras áreas

En una conferencia de prensa ofrecida en el pasado Salón de Frankfurt el CEO de Daimler dijo que “Nokia Here era un interés común que podría extenderse a otras áreas significativas para los tres fabricantes”. La cooperación en la fabricación de las baterías podría iniciarse con la llegada de la próxima generación de baterías de mayor capacidad, un mercado en el que Mercedes, Audi y BMW están muy interesados y en el que cada uno ya ha empezado a mover sus fichas.

baterías lg chem 320 kilómetros
Baterías LG Chem

La pelea por el mercado de las baterías

La nueva generación de baterías en estado sólido es una tecnología clave para la industria

Daimler, BMW y Audi tienen planes de cooperación con socios diferentes que convergen en un fin muy similar: incrementar la capacidad de las baterías y reducir los costes de producción, mediante la introducción de nuevas tecnologías y materiales. Zetsche está convencido de que la fabricación de celdas de baterías de nueva generación es claramente una tecnología crítica para la industria del vehículo eléctrico.

Tras el cierre de su filiar en la fabricación de baterías,  Li-TeC,  Daimler planea invertir 100 millones de euros en los próximos años para aumentar la producción de paquetes de baterías de utilizando las células proporcionadas por la surcoreana LG Chem. También BMW y  el grupo VAG (Volkswagen y Audi) dependen de los fabricantes coreanos como la mencionada LG Chem, Samsung SDI y SK Innovation como proveedores de las celdas de sus baterías. Estas empresas controlan el 41%  de las patentes mundiales de baterías para los vehículos eléctricos.

La pelea se centra actualmente en el desarrollo de baterías en estado sólido en las que Samsung, Bosch y Volkswagen han hecho recientemente grandes inversiones. SDIBS, es el nuevo nombre de Samsung SDI, tras la adquisición de la división de baterías de Magna, para fortalecer su negocio en Europa y está centrada en el diseño de una batería plana estandarizada que se montará en los bajos de los eléctricos de BMW, con quien mantiene un memorándum de colaboración, y Audi. En esta pelea ha entrado también Bosch con la compra de la empresa californiana Seeo o la propia Volkswagen con su inversión en QuantumScape.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here