Escandinavia avanza en el desarrollo del vehículo de hidrógeno

0
307

La Sociedad Escandinava para el suministro de hidrógeno trata de ser una de las primeras zonas europeas donde el hidrógeno pueda ser comercializado y distribuido a una red de estaciones de servicio. Constituye una red transnacional que aglutina y  coordina la colaboración entre tres redes nacionales: Hynor (Noruega), Hydrogen Link (Dinamarca), y Hidrogen Sweden (Suecia).

Además, esta colaboración engloba asociaciones regionales de pequeñas y grandes industrias, institutos de investigación y Ayuntamientos. En esta Asociación, basada en una buena colaboración internacional con un fuerte apoyo estatal, que cuenta con exención de tasas fiscales, lo cual le hace un negocio muy atractivo.

Está previsto que para 2015 se cuente con 15 estaciones de servicio, 30 estaciones satélite, 100 autobuses, 500 coches y 500 vehículos especiales. Para esto, la colaboración con las marcas de vehículos es determinante y la SHHP (por sus siglas en inglés) ha llegado a un acuerdo con marcas como Mercedes Benz clase B – F-Cell, que cederá 10 vehículos en la zona de Oslo. El motor eléctrico tiene un rendimiento máximo de 100 kW/136 CV y un par máximo de 290 Nm. La autonomía es de 385 km, la capacidad de H2 3,7 kg y la presión del tanque 70 MPa.

La Firma Hyundai cederá 2 vehículos en Oslo y otros dos en Dinamarca, equipados con una pila de combustible de 100kW y dos tanques de hidrógeno de 70Mpa. En este caso la autonomía es de 525 km (NEDC), y una capacidad de 5,6 kg de hidrógeno. Otra de las marcas que ofrecerá sus vehículos para el desarrollo de esta iniciativa será Think City Car (5 coches en Noruega y 10 en Dinamarca), que aunque originariamente fue construido como un coche eléctrico, ha sido equipado con una pila de combustible, que le da autonomía para 250 km, y un tanque de 1,5kg a una presión de 70Mpa.

Del mismo modo, Mazda RX-8 RE Hidrogen está siendo usado en Noruega desde 2009. Se trata de un vehículo dual en el que se puede consumir tanto gasolina como hidrógeno a elección del conductor. Su autonomía en este caso es de 100km para el consumo de hidrógeno y de 50km más con el depósito de gasolina.

Finalmente, la firma japonesa por excelencia de los vehículos híbridos, Toyota, aportó 15 Prius transformados para consumir hidrógeno, que están en las carreteras escandinavas desde 2007. Sus tanques soportan una presión de 350 Mpa y tienen una autonomía de 200km.

Esta iniciativa, lógicamente, está arropada por una campaña de sensibilización en el uso de este combustible. Esta campaña se plasma en un tour con parada en diferentes ciudades escandinavas en el que se muestran al público sus ventajas. Contar con una pila de combustible, no solo hace que la única emisión sea vapor de agua, sino que combinados con un motor eléctrico puede ofrecer mucha mayor autonomía, y tienen un rendimiento comparable al de los vehículos de combustión interna convencional, pero sin emisiones de escape y sin apenas ruido.

Hay que recordar que en 2015 se espera que esté lista la Directiva Comunitaria que marcará un antes y un después en el uso de esta tecnología. La reducción de costes de fabricación y la agilización de los procesos de producción es clave en el desarrollo del hidrógenos y de la tecnología de las pilas de combustible.