La electrodinámica mejora el uso de las baterías

0
594

El almacenamiento de energía es uno de los desarrollos tecnológicos que más dinero está invirtiendo en todo el mundo. Sin embargo, según un informe de IDTechEx, el aprovechamiento de la energía mediante el uso de volantes de inercia o sistemas regenerativos de frenada pueden mejorar los costes de las instalaciones aisladas de generación de energía.

La obsoleta dinamo que servía para dar energía al faro de nuestra bicicleta es un concepto que se viene aplicando a diversas soluciones de generación de energía renovable, como la eólica o la hidroeléctrica. Aunque el uso de energía mini-eólica para generación de energía en sistemas aislados es una parte muy pequeña del inmenso mercado de energía eólica de alta potencia (100 billones $), hay que tener en cuenta que hay otros sistemas de generación de energía electrodinámicos como la regeneración de energía a partir de sistemas de frenada de trenes, autobuses, tranvías o vehículos, o incluso de alternadores y motores trabajando al revés.

Últimamente se está empezando a utilizar en embarcaciones de vela sustituyendo el apoyo de motores auxiliares diésel por sistemas de hélice de empuje que trabajan en reversa para almacenar energía eléctrica. También se están utilizando paneles solares o mini aerogeneradores para cubrir las necesidades de energía de las embarcaciones.

En tierra, el mercado de la distribución de energía supone miles de millones de dólares, al que la generación de energía distribuida trata de hincar el diente a través de la mini-eólica o de la fotovoltaica, que es hoy en día la tecnología más adaptable a la baja y media potencia (10W a 100kW).

Movilidad

El informe revela que se incrementará el uso de diferentes tipos de captación de energía en vehículos de tierra, mar y aire, que evitarán el almacenamiento de energía para un posterior uso, como es el caso de las baterías. Estaríamos hablando de sistemas mixtos de autogeneración de energía continua basados en tecnologías renovables y en volantes de inercia que devuelvan la energía electrodinámicamente.

Actualmente hay ya más de 500 autobuses en Londres utilizando tecnología de recuperación de frenada, lo que demuestra que la inversión en la industria de la fórmula Uno está derivando en la implantación de soluciones hacia la movilidad eléctrica e híbrida enchufable.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here