En Barcelona se intuye un cambio de mentalidad en la movilidad urbana

0
224

 

Con el arranque del bici sharing eléctrico en Barcelona y aprovechando el acontecimiento, el diario La Vanguardia publicó ayer un extracto del Foro de Movilidad, estudio realizado por Alphabet España, en el que destaca que el 81% de los barceloneses estaría dispuesto a conducir un coche eléctrico.

 

Y sí, en el estudio que ya publicamos en movilidad eléctrica, se da cuenta de las buenas intenciones de los encuestados en Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla y Valencia con respecto a la voluntad de conducir un eléctrico. Al 84% del total de la muestra le gustaría conducir un eléctrico aunque el 94% de los encuestados no lo ha hecho nunca.

Además, este estudio pone de manifiesto que el 42% de los barceloneses “estaría a favor de que se cobrara para acceder al centro de la ciudad en automóvil”. En ese sentido, el 70% de las personas consultadas “estaría dispuesta a dejar su vehículo en las afueras de la ciudad y acceder al centro mediante transporte público gratuito”.

Esta respuesta no es algo sorprendente si tenemos en cuenta que el 83% de los encuestados ya no usa el vehículo privado para ir al centro de la ciudad. De esta información se deduce que los hábitos están cambiando debido a los problemas circulatorios, y sobre todo el coste del aparcamiento y del combustible.

En Barcelona el uso del vehículo privado es algo superior a la media con un 24% pero el coste de mantenimiento del vehículo sigue siendo elevado. El 73% se gasta más de 1.000 euros anuales en el mantenimiento de su vehículo y el 26% más de 2.000 euros.

Con estos datos, es evidente una corriente de cambio de conducta en la movilidad urbana. Alternativas como el bici sharing o el car sharing, tienen buenas opciones de llegar para quedarse. Si además, estas alternativas son eléctricas y salen bien de precio, el usuario terminará por adoptarlas. 

banner-corp728x90