tiempo regulacion legislacion vehiculos
Timeline para la regulación legislativa de la industria automovilística

Si hoy se promulgara una ley que exigiera a la industria automovilística convertirse en 100% eléctrica se tardarían 18 años en lograr que el 50% de los coches que circularan por el mundo fueran eléctricos.

O al menos eso es lo que afirma un estudio realizado por FleetCarma, una consultora de soluciones para flotas de vehículos, que  revela que tras la aprobación de una legislación reguladora sobre la industria del automóvil, que exigiera algún requisito a todos los vehículos nuevos, se necesitarían 18 años para que la mitad de los vehículos cumpliesen con dicha regulación.

Así por ejemplo, si se aprobara una ley que obligase a que todos los coches nuevos que se fabricasen a partir de hoy fuesen eléctricos o híbridos enchufables, según el estudio, contando con los tiempos necesarios para el diseño y la ingeniería, las pruebas de laboratorio y de prototipos y la puesta en marcha de la cadena de producción y el retorno económico de la inversión, que se considera que es de unos 11 años y medio, serían necesarios 18 años para lograr alcanzar el 50% del objetivo. Todo esto suponiendo que no se produjesen retrasos en la aplicación de la ley.

ii marcha vehículo eléctrico  madrid - 700
II Marcha del vehículo eléctrico de Madrid

Crear un entorno que incite a la compra de vehículos eléctricos: I+D+i, infraestructura de recarga y concienciación

Sin entrar en disquisiciones sobre las conclusiones del informe y los parámetros utilizados para el cálculo del resultado este no es muy alentador; 18 años parecen muchos para cumplir con el objetivo de una ley que está muy lejos de promulgarse.  Pero no hay que desesperarse. Acuerdos como los establecidos en la COP21 ayudan al objetivo. La movilidad eléctrica es una tecnología disruptiva que propiciará un cambio radical en la industria automovilística. Ese cambio hay que esperar que se produzca de forma paulatina. Las leyes extremistas no son el camino. Sin embargo sí lo son las actuaciones en diferentes direcciones que nos lleven poco a poco hacia ella: fomentar el I+D+i en todas las tecnologías relacionadas con la movilidad eléctrica e invertir en infraestructura de recarga y en educación y concienciación medioambiental. No es solo hacer una ley y cumplirla, es crear un hábitat propicio, un marco que no obligue pero que sí estimule a que el comprador de un coche quiera que este sea eléctrico.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here