Sistema Voltec
Sistema Voltec del Chevrolet Volt 2016, motores y batería

Dan Nicholson, Director general de sistemas de potencia de General Motors, asegura que no están cerrados a la idea de compartir su sistema Voltec con otros fabricantes que quisieran montarlo en sus vehículos. 

La oferta de eléctricos de autonomía extendida existente hoy en día en el mercado es bastante escasa, por no decir que se reduce únicamente al BMW i3 REX y al Chevrolet Volt que, además, ni siquiera está a la venta en el continente europeo.

¿El sistema Voltec bajo el capó de un coche compacto?

Pero por las declaraciones de Dan Nicholson, Director general de sistemas de potencia de General Motors, la posibilidad de que Chevrolet pudiera reducir los costes del sistema Voltec para ofrecérselo a otros fabricantes puede no ser una idea descabellada.

Fabricantes como Mazda, Subaru, Jaguar o Fiat Chrysler podrían estar interesados en el sistema de propulsión híbrido de General Motors para impulsar su oferta en el mercado enchufable. A cambio GM podría beneficiarse significativamente, aunque aumentaría la competencia comercial.

Motor 1.5 de gasolina y eléctrico del sistema Voltec
Motor 1.5 de gasolina y eléctrico del sistema Voltec

El sistema Voltec que actualmente monta el Chevrolet Volt 2016 es una evolución del anterior, más eficiente y con mayor autonomía eléctrica:

Chevrolet ha logrado este incremento de autonomía gracias al aumento de la capacidad de la batería, que en este modelo es de 18,4 kWh, por los 17,1 kWh de la anterior. También ha trabajado sobre el sistema Voltec dotado ahora de un generador de 1,5 litros y cuatro cilindros, más eficiente,  con menos “apetito” que el anterior y con mayor flexibilidad en los tipos de combustible que puede utilizar. Además la dieta de adelgazamiento le ha permitido reducir su peso en unos 45 kilogramos, que también se notan en los nuevos datos.

El fabricante que quisiera incorporar este sistema bajo el capó de uno de sus coches únicamente tendría que preocuparse de encontrarle un espacio a las baterías y calibrar el conjunto. Esta posibilidad restaría a estas empresas muchos años de desarrollo y millones de euros y reduciría las fechas para poder lanzar un modelo eléctrico de autonomía extendida.

Según Nicholson esta decisión ayudaría a empujar la oferta de vehículos eléctricos en el mercado lo que supondría un gran empujón en las ventas.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here