El sistema ferroviario comienza a transferir a la red de distribución de Endesa la energía del frenado de los trenes

0
421

Hace unos meses os contábamos que Adif, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, el primer consumidor de energía de España, estaba desarrollando un proyecto para aprovechar la energía de frenado y ahorrar un 7-10% de la consumida. Ahora ya esta una realidad con la primera subestación eléctrica en Málaga que transfiere energía a la red de distribución de Endesa.

 

La subestación eléctrica de corriente continua reversible de La Comba (Málaga) de Adif, en la línea de ancho convencional Málaga-Fuengirola, ha comenzado a verter a la red de distribución de Endesa energía generada en el frenado de los trenes, al amparo del Real Decreto 1011/2009.

Balance neto para Adif

La facturación por balance neto de la energía comenzó el pasado 1 de noviembre, una vez cumplidos todos los requisitos establecidos en el anterior Real Decreto, y es posible gracias a un sistema pionero en Europa en sistemas ferroviarios de 3.000 voltios en corriente continua, es decir, en líneas de ancho convencional, que permite la recuperación y aprovechamiento de la energía generada en el proceso de frenado de los trenes y que no es aprovechada por otros, evitando su disipación en las resistencias de freno reostático.

Se estima que, en las actuales condiciones de explotación, se recupera un 12,76% de la energía suministrada a esta línea, lo que supone 1 GWh/año.

El sistema que hace posible recuperar esta energía, cuyo equipo básico es un inversor de 2 MW de potencia, permite el paso de la energía desde la infraestructura eléctrica ferroviaria, en corriente continua, a la red eléctrica de distribución, en corriente alterna, es una importante herramienta de mejora de la eficiencia energética del transporte ferroviario.

Energía de frenado de los trenes

Ya os contábamos cómo funcionaba el aprovechamiento de la energía de frenado de los trenes. De hecho, en las líneas de alta velocidad no es necesario montar en las subestaciones que proporciona la energía a los trenes ningún equipo inversor, ya que tanto la energía suministrada como la utilizada son de corriente alterna.

Por el contrario, en los sistemas ferroviarios de corriente continua, como es el caso de la red convencional de Adif, así como en metros y tranvías, la devolución a la red de suministro de la energía eléctrica generada en el frenado no se puede realizar sin su transformación a corriente alterna, que es lo que realiza el inversor, convirtiendo las subestaciones de tracción de red convencional en bidireccionales.

Sin esta transformación, la energía generada en el frenado queda presa en la infraestructura eléctrica ferroviaria y sólo puede aprovecharse por los equipos auxiliares del propio tren o por otros trenes que se encuentren en la misma sección eléctrica y el excedente se disipa en forma de calor y resulta, por tanto, no productiva.

Futuras subestaciones

Los estudios y simulaciones previas realizadas concluyeron que la incorporación de un equipo inversor en la subestación de La Comba permitía recuperar un porcentaje elevado de la energía generada en toda la línea Málaga-Fuengirola sin necesidad de implementar equipos similares en el resto de subestaciones del tramo, las colaterales de Carvajal y Los Prados.

Tras el éxito de esta primera experiencia piloto, y mediante la utilización de la herramienta de simulación eléctrica SYCE, desarrollada por Adif, se están detectando subestaciones de tracción en la red convencional incluso con mayor potencial de recuperación que el obtenido en La Comba.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here