El sector de vendedores de vehículos reclama medidas para el aumento de las ventas

0
352

Ayer, durante la habitual comida anual con la prensa, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, solicitó la puesta en marcha de un plan integral de medidas para dinamizar el sector automovilístico que actúe en tres frentes para reducir la presión fiscal sobre el automóvil, garantizar la renovación del parque y favorecer el acceso al crédito.

En momentos de crisis e incertidumbre, cuando se tiene que dialogar con el Gobierno para mover el mercado, es cuando ha de hacerse frente común entre las diversas asociaciones. Esto es lo que Sánchez Torres solicitó de ANFAC, y FACONAUTO, por el bien de un sector del automóvil que en los últimos cinco años ha perdido a más de 50.000 trabajadores de concesionarios grandes y pequeños.

 

El plan PIVE ha conseguido a fecha de 10 de diciembre, 18.200 solicitudes validadas, pero este plan se debería entroncar con otro nuevo para poder seguir la dinámica de nuevas matriculaciones; hay que reseñar que a fecha de 30 de junio la facturación con respecto al mismo periodo de 2011 tenía un descenso del 1,1%. Sánchez Torres insistió en que hay que acabar con la demonización de un sector que aporta 3 euros a las arcas del Estado por cada euro que recibe de aportaciones en forma de subvenciones a la compra (24.000 millones de Euros a las arcas públicas).

Planes de estímulo por segmentos

En sus palabras tampoco faltaron alusiones a otro tipo de vehículos como los eléctricos, cuyas ayudas defiende se mantengan el próximo año, o los industriales que se han convertido en “los grandes olvidados del sector” a pesar de estar sufriendo la crisis “más que nadie”. El responsable de Ganvam insistió en la puesta en marcha de un plan de ayudas específico para vehículos industriales cuya demanda arrastra una bajada de entre el 20% y 30% debido a la caída del sector de la construcción, el transporte por carretera y la actividad de los autónomos.

También aludió a la necesidad de mejorar los planes de compra para motocicletas, ya que el incremento del paro juvenil está haciendo “estragos” en este segmento, que acumula un retroceso del 17,9% en lo que llevamos de ejercicio.

Inspección técnica de vehículos

En otro orden de cosas, GANVAM propuso la liberalización de las ITV, de tal forma que puedan llevarse a cabo en talleres y concesionarios, con el control de peritos e inspectores independientes. Esto crearía mayor competencia, unos mejores precios para el consumidor, mayor disponibilidad de centros en su cercanía y por tanto un menor índice de vehículos que circulan sin la ITV.

Medidas fiscales

El sector reclama la derogación del impuesto de matriculación por ser este un impuesto que grava el “lujo” y el vehículo no es un bien de lujo ya que está al alcance de todo el mundo. Conviene sin embargo en que se adecue el impuesto de circulación y se grave según criterios medioambientales. En esta línea, plantean eliminar o reducir los tipos del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), en la compra del vehículo usado, y desgravar en el IRPF las cuotas de renting para particulares, como ya ocurre en otros países como Holanda o el Reino Unido, lo que favorecería la compra de vehículos por este sistema y el rejuvenecimiento del parque (el 45% de los coches españoles tienen más de 10 años).

Financiación

En cuanto a las medidas para garantizar el crédito, solicitan que las líneas ICO tengan una tramitación más simple tanto para los usuarios como para las distribuidoras.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here