En Nochevieja un Nissan Leaf toma vida propia y se escapa a un viaje imaginario sin moverse de su garaje. 

Es lo que le pedimos a los Reyes Magos este año para la movilidad eléctrica. Baterías de mayor capacidad y puntos de recarga rápida repartidos por todas las carreteras, que nos permitan viajar a cualquier lugar olvidándonos de nuestros antiguos, ruidosos y contaminantes coches de combustión.

Es posible que esta mañana algunos coches eléctricos hayan recibido su regalo, o al menos lo hayan soñado, de la misma forma que este Nissan Leaf en Nochevieja.

Por pedir que no quede.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here