Bicicleta eléctrica urbana
Bicicleta eléctrica urbana

Salud, comodidad, economía, diversión. Con una eBike puedes ir a trabajar, divertirte, hacer ejercicio y respetar el medioambiente. Una solución para la movilidad intermodal, sostenible e inteligente.

Lo que comenzó como un pequeño nicho de mercado se ha convertido ya en una tendencia. Sólo por las carreteras alemanas circulan ya 2,5 millones de bicicletas eléctricas. Optar por una eBike es una decisión que vale la pena. La potencia de una bicicleta eléctrica hace que el ciclismo sea más relajante, permite recorrer distancias más largas y llegar al lugar de destino más fresco.

Para comprender las razones de su éxito y su conexión con la gente, hay que entender sus principales ventajas:

  1. Los beneficios para el medio ambiente

Los aficionados al ciclismo están en perfecta sintonía con la naturaleza, sobre todo si utilizan diariamente su eBike. La mitad de todos los desplazamientos que se realizan en coche son de 5 km o menos. De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental, las emisiones de CO2 de un automóvil son alrededor de 40 veces superiores que las de una bicicleta eléctrica. Así, mediante el uso diario de una eBike en lugar de un coche para distancias cortas, se está protegiendo el medio ambiente, al tiempo que viajamos de forma más tranquila y económica.

Bicicleta eléctrica de montaña
Bicicleta eléctrica de montaña
  1. Se acabaron los días con viento de cara

¿A quién no le hubiera gustado en ocasiones un poco de ayuda subiendo una cuesta en bicicleta con viento en contra? Una ‘mano’ invisible que nos empujara suavemente al empezar un tramo cuesta arriba o que nos ayudara cuando pedaleamos por una zona empinada. De esta forma, ni el viento de cara, ni la subida a un puerto de montaña nos intimidarían lo más mínimo. La eBike hace que esto sea posible.

  1. Mantente en forma, movilízate

¿Son las bicicletas eléctricas sólo para aquellos que quieren tomarse la vida con calma? En absoluto. A pesar de la ayuda eléctrica que aportan las eBikes, hay que pedalear para moverse. El ciclista decide el nivel de asistencia que desea o necesita en cada momento. Los estudios han demostrado que quienes se desplazan en bicicleta eléctrica utilizan sus bicis de dos a tres veces más frecuentemente que los ciclistas convencionales y cubren distancias mucho más largas. Así que ha llegado el momento de subirse a una bicicleta eléctrica, independientemente de si es por comodidad o para hacer deporte.

  1. Perfecta para ir a trabajar

¿Le gustaría mantenerse en forma mientras va al trabajo? Entonces, la eBike es la solución ideal. Es una opción deportiva. En Alemania, la mayoría de los desplazamientos al trabajo son inferiores a 10 kilómetros. Las eBikes son ideales para distancias de este tipo.

  1. Comodidad, ejercicio, potencia extra

Gracias a la asistencia uniforme y ajustable que proporciona el sistema de accionamiento eléctrico de una eBike, es ideal para entrenar o para volver a practicar el ciclismo tras salir de una lesión. Por otra parte, el sistema de propulsión evita sobrecargas en las rodillas o músculos de las piernas y suaviza la presión sobre las articulaciones, tendones y ligamentos. ¿Te gustaría estar en buena forma y mejorar tu bienestar? Una eBike es un paso en la dirección correcta.

Bicicleta eléctrica de montaña
Bicicleta eléctrica de montaña
  1. Un buen consejo sobre ruedas

¿Podrías dejar de discutir y de quejarte? El estado de ánimo puede cambiar rápidamente cuando personas con diferentes condiciones físicas y expectativas se disponen a realizar juntos una excursión en bicicleta. Es ahí, donde un pequeño motor puede hacer maravillas. Su asistencia al pedaleo compensa las diferencias en el rendimiento y acerca a las personas de nuevo, con el resultado de que la ruta se convierta en una experiencia que todo el mundo estaría encantado de repetir.

  1. Fácil para el bolsillo

Las eBikes son mucho menos caras que los coches y mucho más baratas de mantener. Los costes de combustible, primas de seguros, impuesto de matriculación o tarifas de aparcamiento son cero. Solamente el coste del combustible para un coche con motor diésel es actualmente alrededor de 7,00 euros por cada 100 km. Recorrer 100 km en una bicicleta eléctrica tendría un coste de alrededor de 0,25 euros.

  1. Factor de diversión

Las eBikes hacen que el ciclismo sea más relajado y divertido. Con ayuda de la energía eléctrica el ciclista puede adelantar fácilmente a otros usuarios de la carretera de manera tranquila y relajada. La eBike es, a menudo, el modo de transporte más rápido en el tráfico urbano en distancias de hasta 5 km y, en distancias de hasta 10 km, las eBikes pueden codearse fácilmente con los conductores de automóviles.

bicicletas eléctricas

  1. Movilidad pura

¿Tráfico intermodal? No hay el más mínimo problema para los amantes de las eBikes. Puedes desplazarte en bici hasta la estación de cercanías, coger el tren y luego continuar pedaleando hasta tu lugar de destino, o bien usar el transporte público o alquilar una eBike hasta tu destino. Con una eBike los desplazamientos son rápidos y flexibles. Puedes cubrir distancias más fácilmente y aumentar el radio de distancia de tu viaje. La asistencia al pedaleo te da un impulso real en la ciudad. Las bicicletas eléctricas dejan atrás los atascos y no tienen que preocuparse por encontrar sitio para aparcar.

  1. Para todos los gustos

Constantemente están llegando al mercado nuevos modelos y versiones. Las eBikes son capaces de alcanzar velocidades de hasta 25 ó 45 km/h y están disponibles para su uso urbano o de montaña, para rutas de placer o para quienes tengan grandes ambiciones deportivas. Hay una gran variedad de modelos donde escoger y cada día resulta más fácil encontrar una eBike adecuada para cada tipo de persona.

banner-corp728x90

2 Comentarios

  1. En alemania si que se les permite ir a 45km/h. Para mi gusto yo pondria el limite en 35. No llega a ser excesivamente peligroso. Ni es tan aburrido como circular en un sito sin peligro a 25.

  2. En España no pueden superar los 25 kms/h suministrando asistencia; si alcanza 45 km/h con la asistencia será considerado un ciclomotor, y debe estar homologado, matriculado y asegurado como tal.

    Otra cosa es que una bicicleta eléctrica alcance los 45 km/h porque el ciclista pedalea como Induráin en sus tiempos mozos, o porque desciende una cuesta.

Dejar respuesta