La contaminación de la capital vuelve a generar debate sobre las medidas a tomar

0
402

La oposición del Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha presentado ayer una batería de medidas para reducir la contaminación de la ciudad. Sin embargo, el PP ha rechazado todas las propuestas arguyendo que estas ya están contempladas en el “plan de calidad del aire” aprobado en febrero de 2012 con su mayoría absoluta.

La meteorología del último mes en la que el anticiclón está cubriendo la práctica totalidad de la península, está haciendo que Madrid haya visto aumentados sus niveles de contaminación hasta hacerlos peligrosos y que vuelva el debate como cada año sobre la necesidad de un plan de movilidad que disminuya radicalmente el problema.

A pesar de tener hasta 70 medidas, el plan de calidad del aire quedó en la memoria de los usuarios por el aumento en un 10% del precio de los parquímetros y de la ampliación en una hora del servicio. Ahora, los partidos políticos en la oposición aprovechan el buen tiempo y la alta contaminación para volver a debatir sobre el asunto, barruntando buenos dividendos de cara a las elecciones municipales.

Así, el PSOE ha propuesto un centenar de medidas consensuadas con ONGs entre las que destacan la restricción del tráfico, el abaratamiento del transporte público, o la bonificación del impuesto de circulación a los vehículos menos contaminantes. Esto último estaría en línea con lo que ya se hace en otros países como Noruega o como Holanda y beneficiaría a la promoción del vehículo eléctrico, una de las líneas del plan de calidad del aire. Por su parte, IU y UPYD aportaron alternativas para potenciar el uso del transporte público y el mayor uso de la bicicleta eléctrica.

Antonio de Guindos, delegado de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad del PP reconoció el aumento de los niveles de dióxido de nitrógeno provocado principalmente por los vehículos diésel, y valoró la participación de los grupos en la búsqueda de soluciones para establecer protocolos de actuación en casos extremos, como la limitación de acceso al casco urbano de determinados vehículos.

En cualquier caso, las medidas deberían ser siempre de prevención y promoción de la movilidad sostenible, e impulsadas desde los ayuntamientos. De nada sirve la publicación de medidas y planes de calidad del aire si estas no se aplican o se dejan al libre desarrollo por parte de las empresas privadas.

No obstante, aunque el pasado viernes algunos medios anunciasen niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) elevados en cinco estaciones de medición de la capital, ayer lunes todos los indicadores se mostraban en verde, es decir, por debajo de los niveles recomendables de umbral de aviso fijados por la UE. 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here