Autopilot de Tesla en la prueba de Consumer Reports
Autopilot de Tesla en la prueba de Consumer Reports

Consumer Reports ha solicitado a Tesla que desactive el Autopilot en sus vehículos mientras actualiza el software para confirmar que el conductor tiene las manos en el volante constantemente.

Tras el primer accidente con víctima mortal ocurrido en un Tesla Model S mientras circulaba con el piloto automático activado las informaciones y opiniones se cuentan por cientos. Algunas de ellas, desinformadas y en algunos casos maliciosas, ponen incluso en duda la conducción autónoma, cuando el sistema de Tesla no es un sistema que conduzca prescindiendo del conductor y aunque las circunstancias del accidente aun están siendo investigadas (tenéis toda la información sobre lo ocurrido en este enlace).

Consumer Reports ha probado 3 unidades de Tesla
Consumer Reports ha probado 3 unidades de Tesla

Esto es lo que solicita Consumer Reports

El Autopilot está en fase beta y aun no es un sistema de conducción autónoma, pero su nombre puede dar lugar a confusión

Además de desactivar el sistema en todos los coches que lo lleven incorporado mientras se actualiza el software para que obligue al conductor a mantener las manos en el volante en todo momento, Consumer Reports también pide al fabricante americano que cambie el nombre comercial ‘Autopilot’ puesto que ofrece a los consumidores una falsa sensación de seguridad.

Consumer Reports ha probado hasta la actualidad tres unidades de Tesla; un Model S 85 en 2013, un Model S P85D en 2014 y un Model X 90D en 2016. Su satisfacción con los coches queda fuera de toda duda. Lo considera “el mejor coche que ha probado nunca, un hito de la automoción”, por lo que no se puede considerar que su opinión, como ocurre con algunos oros medios, pretende aprovechar lo ocurrido para atacar a Tesla. Esto es lo que solicita:

  • Desactivar la función AutoSteer (piloto automático) incluida en el sistema, no el resto de ayudas, hasta que puedan reprogramarlo para exigir al conductor mantener las manos en el volante continuamente.
  • Dejar de llamar al sistema ‘Autopilot’ (piloto automático) ya que es una denominación engañosa y potencialmente peligrosa.
  • Orientar a los propietarios sobre cómo utilizar el sistema y de sus limitaciones.
  • Poner a prueba todos los sistemas críticos para la seguridad antes de implementarlos y lanzarlos en una versión ‘beta’. Esta denominación es entendida, en programación, como una funcionalidad que no está completamente desarrollada y necesita ser pulida con el uso bajo condiciones de prueba.

 

Laura MacCleery, vicepresidente de políticas de consumo y movilización de Consumer Reports
Laura MacCleery, vicepresidente de políticas de consumo y movilización de Consumer Reports

Laura MacCleery, vicepresidente de políticas de consumo y movilización de Consumer Reports advirtió que “los consumidores no pueden usarse como conejillos de indias para probar sistemas de seguridad en fase beta. Los reguladores necesitan intensificar sus programas de supervisión en los vehículos con sistemas de seguridad activos. La NHTSA debe realizar pruebas independientes de certificación por entidades expertas y emitir normas de seguridad obligatorias que garanticen el funcionamiento correcto en todos los casos”.

Consumer Reports es una revista que publica una organización no lucrativa en Estados Unidos desde 1936 en la que se prueban y comparan productos y servicios mediante la presentación de informes, encuestas y resultados de laboratorio y la publicación de guías de compra. La revista no acepta publicidad, paga todos los productos que pone a prueba y no tiene accionistas. En abril de 2016 contaba con aproximadamente 7 millones de suscriptores (3,2 millones en su versión digital) y cuenta con un presupuesto anual de aproximadamente 25 millones de dólares.

 

Prueba del Tesla Model S P85D de Consumer Reports
Prueba del Tesla Model S P85D de Consumer Reports

La respuesta de Tesla

Tesla ha manifestado que está introduciendo constantes mejoras en sus sistema, que prueba antes de lanzarlas a sus coches de forma interna durante ‘millones de millas’. Asegura que va a seguir desarrollando, validando y liberando esas mejoras para hacer cada vez mejor esta tecnología. “Si bien apreciamos todos los asesoramientos bien intencionados tomamos nuestras decisiones sobre la base de un mundo real y no sobre la especulación de los medios de comunicación”.

Tesla defiende el historial de seguridad del sistema: “130 millones de millas y una sola víctima” y añade que su proceso de desarrollo en fase beta de su software incluye “validaciones internas significativas”.

Ralentizar el vehículo autónomo

Otras organizaciones de usuarios están aprovechando lo ocurrido para abogar por la desaceleración del despliegue de tecnologías de conducción autónoma. Una coalición de defensores de la seguridad en los automóviles hizo un llamamiento a la Administración de Obama para que abandone la “prisa excesiva en la implementación de la conducción autónoma”  acusando del trágico accidente del Model S a un error de precipitación por no desarrollar las normas de seguridad necesarias en las vías públicas.

tesla autonomo intermitente - 700

La carta a Obama fue firmada por Joan Claybrook, presidente emérito de Public Citizen y ex administrador de la NHTSA, Clarence Ditlow, director ejecutivo del Centro para la Seguridad de Vehículos, Romero Shahan, presidente de Consumers for Auto Safety and Reliability y John M. Simpson, Director del Proyecto de Privacidad de Consumer Watchdog.

Desde estas organizaciones también se ha pedido a Tesla que desactive su sistema Autopilot hasta que demuestre su seguridad y han instado a  todos los fabricantes a que se comprometan igual que lo han hecho  Volvo y Mercedes, que  han afirmado que aceptarán las responsabilidades surgidas cuando se produzca un accidente bajo la responsabilidad de sus sistema de conducción autónoma.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here