¿Comprará Apple a Tesla?

0
299

El rumor sobre la posible compra de Tesla por parte de Apple se mueve por la red como la corriente eléctrica por las baterías de un coche eléctrico. Pero ¿ocurrirá? ¿Compra? ¿Colaboración? ¿Campaña de marketing?

Tras esta, quizás, poco lograda analogía, se encuentra la rumorología que desde hace unos días se ha cebado con esta posibilidad. En una entrevista concedida por Elon Musk a Bloomberg TV, ha sido el propio CEO de Tesla el que ha reconocido las conversaciones mantenidas con la empresa de la manzana. Pero también en esa entrevista ha declarado que lo ve “poco probable”, que no quiere decir imposible ni tampoco que esté cerca. Lo que sí ha dejado claro es su voluntad de ser una compañía independiente. Incluso se ha hablado de otra posibilidad convirtiendo la adquisición es una alianza para compartir ideas, patentes y proyectos. Nada concreto.

Las acciones de Tesla suben como la espuma en Wall Street (esta analogía es mejor). El viernes pasado su revalorización acumulada de la semana alcanzaba el 13% y, el mismo viernes, a media sesión, ya alcanzaban el 9% de subida. Los rumores de la compra hacen subir el precio de las acciones y, cuanto más suben, más cara es esa compra y así hasta el infinito. Tesla ha cerrado el año con 46 millones de dólares de beneficio.

Los planes de Tesla son muy ambiciosos en los próximos años. Además de fijarse el objetivo de aumentar la producción del Model S hasta las 1.000 unidades por semana, 35.000 unidades vendidas a final del año, en breve sabremos más del proyecto de construcción de una gran fábrica de baterías. También está el lanzamiento del Model X, el SUV que Musk quería tener en el mercado este mismo año aunque, por lo que parece, se retrasará hasta 2015, según declaró él mismo en la entrevista. Por último está el futuro “utilitario económico sin nombre” destinado al mercado de masas que quiere lanzar en 2017. Muchos objetivos que requieren mucho dinero.

¿Y aquí podría entrar Apple? Por dinero no será y por imagen tampoco. Muchos somos los que hablamos del parecido mediático de ambas compañías, por su forma similar de presentar sus productos, de forma desenfadada y cercana. Pero uno fabrica aparatos electrónicos y otro fabrica coches. Los que tenemos esperanza en que Tesla juegue un papel muy importante como disparador de la movilidad eléctrica, preferimos que se quede cada uno en su sitio, aunque entre los dos campos exista cada vez más relación. Tesla no tiene ataduras en el negocio de los vehículos de combustión y su plan estratégico parece que le dirige hacia su conversión en un fabricante para todos que pueda ofrecer un coche eléctrico a cada clase económica de la población. Una alianza con Apple podría dar al traste con esos planes. Su adquisición por la compañía de la manzana casi lo asegura. Personalmente no me gustaría ver un iCar fabricado por Tesla.

tesla model x

Sobre el Model X

Al parecer varios son los baches que debe solventar Tesla con el nuevo modelo de tracción total. Las pruebas de rendimiento de los prototipos de trabajo no están siendo satisfactorias y el suministro de baterías que cubra la demanda de los dos modelos a la vez  también es un cuello de botella. En palabras del propio Elon Musk “es horriblemente difícil crear un SUV […] que sea bonito y al mismo tiempo increíblemente práctico. Es un problema de diseño más grande que en el Model S“.

Musk quiere que el Model X supere al Model S, aunque sea en los aspectos más sutiles. Incluso la gran pantalla táctil de 17 pulgadas está en entredicho, quizás porque en países como Suiza han dudado sobre sus cualidades para distraer a los conductores o porque domina tanto el aspecto del coche que lo condiciona exageradamente. Al parecer ser un perfeccionista le trae muchos quebraderos de cabeza al millonario emprendedor.

movilidad eléctrica

Gonzalo García Martínez

Editor movilidadelectrica.com

Fuentes: AutblogGreen, InsideEVS, Engadget y Bloomberg

banner-corp728x90

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here