La e-NV200 cedida al Asador Etxebarri por Nissan Gaursa
La e-NV200 cedida al Asador Etxebarri por Nissan Gaursa

A partir de ahora los selectos platos servidos por el Asador Etxebarri tendrán un carácter más sostenible puesto que su materia prima será transportada sin emitir un gramo de CO2, gracias a la e-NV200 cedida por Nissan.

Nissan continúa con su campaña de cesiones de sus dos vehículos eléctricos, el Leaf y la e-NV200, a empresas y organismos tanto públicos como privados comprometidos con el medio ambiente.

En esta caso la e-NV200 cedida por Nissan a través de su concesionario Nissan Gaursa va a ser la encargada de transportar a diario la materia prima con la que el Asador Etxebarri confecciona a  diario sus innovadores platos, que le han hecho merecedor de una estrella Michelin.

El restaurante está situado en un caserío en el valle de Atxondo en Bikaia y ocupa el 10º puesto de la lista The World´s 50 Best Restaurants 2016.

La sostenibilidad y el bajo coste de uso y mantenimiento fueron las razones que me empujaron a apostar por un vehículo eléctrico

Durante un año este restaurante de referencia a nivel internacional y comprometida con el medioambiente predicará con el ejemplo entre sus clientes y proveedores. Bittor Arginzoniz, ‘el Ferrán Adrià de las Brasas’, propietario, parrillero y auténtico alma mater del Asador Etxebarri valora la sostenibilidad medioambiental de la movilidad eléctrica, así como el ahorro económico y el confort de la conducción eléctrica: “Es una gozada circular con un coche eléctrico, porque no hay ruido. Es una conducción muy confortable, tienes una sensación de silencio total, lo cual está muy relacionado con mi modo de trabajar en mi restaurante”.

Bittor Arginzoniz propietario del Asador Etxebarri

Bittor Arginzoniz propietario del Asador Etxebarri

Los traslados diarios que necesita realizar el asador rara vez superan los 100 kilómetros por lo que para la recarga es suficiente con un punto vinculado en casa: “igual que el móvil, cuando voy a casa lo enchufo y a la mañana siguiente ya está al 100% de su autonomía y durante el día con una carga rápida recupero el 80% de la autonomía en tan solos 30 minutos”.

El coste por cada 100 kilómetros de un vehículo eléctrico se sitúa entre 1 y 2 €, dependiendo de la tarifa contratada por cada usuario. Los costes de mantenimiento se reducen respecto a un vehículo de combustión en un 40% ya que un motor eléctrico no cuenta con tantas piezas móviles, susceptibles de desgastes y averías como un motor diésel o gasolina. No existen aceites de lubricación, ni correas de transmisión lo que también elimina filtros y embragues. La frenada regenerativa aumenta la vida de las pastillas de freno que sufren mucho menso desgaste.


Esta iniciativa se enmarca en el compromiso que Nissan mantiene con el impulso de la movilidad sostenible, a través de la cual fomenta acciones de divulgación sobre tecnología eléctrica dirigidas a la sociedad y trabaja para extender y ampliar la red de recarga de nuestro país, ambos elementos centrales para un despliegue definitivo del vehículo eléctrico en las carreteras españolas.


 

banner-corp728x90

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here