El coche eléctrico hará desaparecer al diésel
El coche eléctrico hará desaparecer al diésel

El 53% de los ejecutivos relacionados con la industria del automóvil, entrevistados en esta encuesta, apuesta por el diésel como la primera  tecnología que desaparecerá por la irrupción del coche eléctrico, que será movido por hidrógeno, no por baterías.

Las cifras provienen de la encuesta KPMG’s annual global automotive, en la que la conclusión más importante es que prácticamente toda la industria automotriz cree que la adopción masiva de coches eléctricos va a suceder durante la próxima década. Las mejoras en los costes, el aumento de la autonomía de las baterías y la creciente preocupación por la emisión de dióxido de carbono y óxidos de nitrógeno de los motores diesel están detrás de esta apuesta.

Cerca de 1.000 directivos del sector de la automoción, proveedores, distribuidores, gestores de servicios financieros y movilidad y más de 2.400 conductores procedentes de 42 países son la población base de  esta encuesta sobre la evolución de la industria automovilística.

  • El 53% cree que será el diésel la primera tecnología que desaparecerá
  • El 93% afirma que en esos próximos cinco años la industria invertirá masivamente en tecnologías relacionadas con los vehículos eléctricos.
  • El 90% esperan que los vehículos eléctricos dominen el mercado del automóvil en 2025.
  • Sorprendentemente el 62% está convencido de que los vehículos eléctricos de baterías no triunfarán por la dificultad de la red de recarga y el tiempo que lleva esta
  • El 78% cree que será el hidrógeno el que suponga el verdadero avance de los coches eléctricos, aunque tecnológicamente aun tiene que resolver algunos desafíos.
  • El 59% está convencido de que la mitad de los propietarios de hoy no dispondrán de coche en propiedad en la próxima década.
  • El 85% cree que su empresa aumentaría sus beneficios si ofrecieses nuevos servicios de movilidad

Componentes del sistema de pila de combustible en el Hyundai Tucson

Componentes del sistema de pila de combustible en el Hyundai Tucson

Estos dos últimos aspectos están muy relacionados y son una de las conclusiones más importantes que se destacan en la encuesta. En la medida que avance la conducción autónoma y que los conductores opten por el alquiler o el pago por los servicios de movilidad se reducirá la cantidad de vehículos a la venta y el capital disponible por parte de los fabricantes para la inversión en nuevos modelos e investigación.

La industria automovilística incorporará nuevos servicios digitales

Los fabricantes de automóviles planean vender una gran cantidad de nuevos servicios digitales. Esto va a crecer en el futuro con servicios innovadores, como los basados en el vehículo autónomo,  el seguimiento y la integración del coche como punto de conexión fundamental en el nuevo estilo de vida conectada en movilidad de los usuarios.

Unas conclusiones similares a las que ofrece el informe de la consultora McKinsey cuyos resultados publicábamos hace unos días

banner-corp728x90

No hay comentarios

Dejar respuesta