E-smartConnect: estación de carga rápida automática de Volkswagen (VÍDEO)

0
452

Volkswagen ya trabaja en la siguiente generación de vehículos eléctricos con autonomías de 500 kilómetros. Por eso, y para que la recarga no suponga un obstáculo, está desarrollando un sistema de carga automático en continua seguro, eficiente y cómodo.

Con la estación de carga e-smartConnect los ingenieros de Volkswagen quieren facilitar la recarga de las baterías de alta capacidad y densidad energética que montarán sus futuros coches eléctricos. Por ello están desarrollando un sistema que reduzca los tiempos de carga y a la vez sea eficiente y lo más cómodo posible.

Las potencias de carga que se barajan para estos nuevos cargadores están entre 80 y 150 kW en corriente continua. El cableado que requiere una estación de este tipo es rígido y pesado y lo hace incómodo y difícil de manejar. El proyecto e-smartConnect investiga cómo realizar el proceso de acople del cargador de forma automática. Para ello requiere la conjunción de un sistema de aparcamiento automatizado, como el V-Charge, montado en el vehículo y el uso del robot ligero “LBR iiwa” de Kuka, portador del cable de recarga. Los siete ejes de dirección y los sensores de par integrados del robot garantizan una conexión precisa, sensible a la fuerza y fiable.

e-smartconnect volkswagen - 700

El sistema necesita una precisión milimétrica para poder insertar el conector de carga en el del coche. Este debe estar en un área fiable que mide tan solo 20×20 centímetros. Para ello el vehículo transmite su perfil a la estación de carga y esta le indica al sistema de estacionamiento automático del vehículo donde va a aparcar. A partir de ahí es el robot el que se encarga, mediante una cámara montada sobre su dispositivo de retención,  de calcular de forma milimétrica la posición de la toma de corriente del vehículo. Una vez hecho esto abre la tapa de la trampilla de  recarga e inserta el conector. A continuación, una cinta transportadora lleva al robot hasta el siguiente vehículo eléctrico que necesita recargar para realizar la misma operación.

Cuando la recarga finaliza el robot desacopla el conector y el vehículo abandona automáticamente la zona de recarga, dejando paso al siguiente. Un sistema ideado para la recarga en lugares públicos puesto que el sistema es capaz de realizar todo el proceso y de evitar el peligro que puede suponer el contacto de las personas con el robot.

Fuentes: Volkswagen

Vídeo: Youtube (Cars)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here