Cambios en el BMW i3 REX

0
559

Hace unos días la revista Consumer Reports publicó una prueba del BMW i3 REX en la que criticaba la pérdida de potencia que sufría el coche al agotar la batería y moverse exclusivamente con la potencia generada por el motor de combustión.

Como pudimos comprobar en nuestra prueba realizada al BMW i3 REX si se deja al coche actuar de forma automática, el motor de combustión que prolonga la autonomía se pone en marcha cuando restan en la batería entre 2 y 4 kilómetros. Cuando ocurre esto y mientras no haya una exigencia de potencia muy grande, el comportamiento del coche no varía al que tiene cuando es la carga de la batería la que mueve el motor eléctrico.

En el caso de que la exigencia sea mayor, al disponer de tan solo de los 34 CV de potencia de este motor, la velocidad y la aceleración quedan muy reducidas, además de apagarse el sistema de climatización. En estas condiciones es en las que Consumer Reports acusa al i3 REX de una importante pérdida de energía. En su prueba tuvieron muchos problemas al producirse el cambio a este modo de potencia reducida durante el adelantamiento a un camión en una carretera de 1 carril para cada sentido.

Actualmente cuando arranca el motor de combustión y se mantiene una velocidad constante sin posibilidad de recuperaciones en las desaceleraciones o las frenadas llega un momento en el que el REX entra en este modo de letargo en el que la velocidad máxima disminuye y, sobre todo, disminuye la capacidad de aceleración.

Un portavoz de BMW, Matthew Russell, confirmó a Consumer Reports una serie de mejoras de software que estarán disponibles en la primavera de 2015. En las nuevas unidades se incluirá un sistema de alerta que avisará al conductor, con tiempo, de que en breve experimentará un descenso temporal de la potencia así como un sistema proactivo de recuperación de la carga de la batería que utilizará la información topográfica que proporciona el sistema de navegación. Esta mejora también estará disponible para los i3 REX existentes mediante una actualización del software que, en principio, debería llegar en el primer cuatrimestre de 2015. Es posible que acompañando a estos nuevos sistemas se aproveche para incorporar algunas modificaciones que solucionen pequeños errores que se han ido detectando.

Durante nuestra prueba pudimos comprobar que el i3 REX no sufre ningún tipo de pérdida de potencia ni de las condiciones de confort del viaje cuando se conecta de manera voluntaria el motor de combustión para mantener el nivel de carga. Si la conexión automática se realzase a falta de 15 ó 20 kilómetros para el agotamiento de la batería, sería mucho más difícil que se provocara esa pérdida de potencia puesto que ese remanente de energía es utilizable en caso de ser requerida.

Fuente: BMWblog 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here