bultaco brinco air show

Bultaco ya puede presumir de haber conquistado el cielo. Lo consiguió en una espectacular exhibición de vuelo acrobático que se desarrolló en Air Marugán con motivo del décimo aniversario del aeródromo en la que estuvo presenta la Bultaco Brinco.

Queremos que nuestra pasión por la moto sea compartida por todos y para ello hay que innovar, tomando caminos tan espectaculares como este

Vuelos y piruetas imposibles que deleitaron a los asistentes y llevaron al mítico ‘Dedo Rampante’ a brillar en las alturas. Además, entre despegue y aterrizaje, la Brinco hizo las delicias del público en un pequeño circuito en el que, quien quiso, comprobó que la moto es capaz de todo. En este sentido, el Director General Comercial y de Marketing de Bultaco Motors, José Antonio Garvía, mostró su satisfacción tras debutar en el mundo del vuelo acrobático: “Igual que en el aire los pilotos no tienen límite, nosotros queremos alcanzar el máximo a través de todos los soportes posibles. Queremos que nuestra pasión por la moto sea compartida por todos y para ello hay que innovar, tomando caminos tan espectaculares como este”.

bultaco brinco air show
Bultaco Brinco

La exhibición aérea

Se celebró el pasado sábado 3 de octubre durante el Bultaco Air Show. Juan Velarde, Anselmo Gámez, Paco Sola, Nico Goulet, Cástro Fantoba y la patrulla Jacob 52 fueron los encargados de deleitar a los cientos de visitantes que quisieron disfrutar del mundo del vuelo acrobático en persona. En solitario y en formación, los pilotos no dejaron de realizar pasos rasantes, vuelos invertidos y un sinfín de figuras acrobáticas para conseguir levantar los aplausos.

Los Sukhoi 26 y Yak 52 que estuvieron presentes en Marugán parecían un juguete en manos de los pilotos. Unos superhombres acostumbrados a volar en libertad con el único objetivo de superarse a sí mismos con nuevas maniobras a cientos de metros de altura, donde están acostumbrados a soportar fuerzas superiores a los 11G.

Uno de los más aclamados por el público fue Juan Velarde, piloto de la Red Bull Air Race, que completó una espectacular serie de maniobras combinadas junto a Anselmo Gámez. El piloto madrileño quiso agradecer el calor recibido por parte del público y se mostraba feliz “por haber participado junto a Bultaco en la celebración del décimo aniversario de Air Marugán”.

Así fue como el cielo segoviano se convirtió en una verdadera obra de arte aérea a medida que se sucedían las piruetas. Aunque mención aparte merece el momento protagonizado por Nico Goulet, el encargado de pilotar el Yak 52 con los colores de Bultaco y hacer que el ‘Dedo Rampante’ llevara la pasión por la moto hasta lo más alto.

 

banner-corp728x90

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here