Bosch ha presentado un vídeo en el que  podemos ver la propuesta de la multinacional alemana para convertir el Model S en un coche parcialmente autónomo. En autovía el sistema es capaz de manejar el coche sin intervención del conductor.

Tesla ha anunciado que introducirá en sus vehículos algunas de las características de la conducción autónoma que posiblemente estarán disponibles en la revisión 7 del software del Model S.  En el vídeo que acompaña a este artículo Bosch se adelanta al fabricante californiano y nos muestra las posibilidades a corto plazo de la tecnología autónoma montada sobre un Tesla Model S.

El conjunto de soluciones que Bosch propone permite la conducción autónoma en algunos tramos de la carretera. En el caso que nos muestra este vídeo el control es manual hasta la llegada a la autovía. El coche analiza el entorno y la ruta establecida y avisa de que el sistema puede ser activado mediante unas señales en el volante. Para ello el conductor debe mantener pulsados dos botones en el volante durante tres segundos. En ese momento el piloto automático toma los mandos del coche y el conductor puede dedicar su tiempo a realizar otras tareas ajenas a la conducción. Las posibilidades de comunicación del Model S, junto a su gran pantalla central, permiten dedicar tiempo tanto al trabajo como al ocio, mientras el coche conduce hasta el destino indicado. El sistema puede  automatizar las maniobras de adelantamiento y cambio de carril, avisando en cada momento de sus intenciones y aprendiendo de cada una de ellas.

Cuando la ruta se acerca a una zona en la que la conducción debe ser manual el sistema avisa mediante alarmas en la pantalla y en el volante para que  el conductor retome el control del coche. Aunque la automatización no sea completa este es un primer paso que puede estar muy próximo dentro de la carrera de automatización de la conducción.

Fuente: electric-vehiclenews.com

Vídeo: Youtube (Bosch Mobility Solutions)

banner-corp728x90