Bosch y Daimler automatizan el aparcamiento

0
412

¿Qué pasaría si en un futuro cercano los coches pudieran buscar por si solos las plazas libres disponibles en un parking y volver a recoger al conductor  ellos mismos mediante una app para smartphone? 

 Este es el objetivo al que se han comprometido Bosch, Daimler y car2go, firmando el 8 de junio de 2015 un proyecto piloto conjunto. El proceso de aparcamiento, tal como lo conocemos hoy, sufrirá una auténtica revolución. Ya no será el conductor quien tendrá que buscar una plaza libre y maniobrar el coche para aparcarlo y luego recogerlo, sino que será el vehículo quien conducirá por sí mismo, de forma independiente, hasta encontrar un espacio libre y regresará a por el conductor. El aparcamiento automatizado será posible gracias a una infraestructura inteligente en el propio parking, a una unidad electrónica de control del vehículo de Bosch, a la nueva generación de sensores de a bordo de Mercedes-Benz y a la experiencia en el servicio de “coche compartido” de la empresa car2go. Esto permitirá, en un futuro próximo, maniobrar de forma automatizada en garajes y aparcamientos debidamente equipados.

El escenario es a simple vista sencillo: mediante el smartphone se reserva un vehículo a través de car2go. Tan pronto como el usuario esté listo en la zona de recogida del aparcamiento, el coche se dirige hacia allí de forma independiente. La operación de devolución del coche es igual de cómoda. El cliente baja del coche en la zona señalada del aparcamiento y devuelve el coche a través de su smartphone. El sistema inteligente del aparcamiento registra el vehículo, se inicia el proceso, y dirige el automóvil hacia la plaza asignada.

Bosch está desarrollando la infraestructura necesaria para el aparcamiento, incluyendo los sensores de ocupación de plazas de estacionamiento, cámaras y la necesaria tecnología de comunicación. Además, Bosch se responsabiliza de la unidad de comunicación del vehículo, que también controla el proceso de aparcamiento y define, junto con Daimler, la interfaz con los componentes del vehículo ya existentes. Daimler, por su parte, se encargará de los sistemas de sensores y del software montado en los vehículos de car2go y facilitará la implementación de futuras innovaciones en el modelo de coche compartido de car2go.

La automatización de todo el proceso de aparcamiento, incluido el pago mediante el servicio valet parking supone un paso hacia la conducción autónoma. Las bajas velocidades de aparcamiento y la información que la infraestructura aporta al vehículo harán que este proceso se implemente rápidamente como una primera fase hacia la conducción autónoma total.

Fuente: Bosch 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here