Bosch en el Salón del Automóvil de Barcelona

0
331

La empresa líder en tecnología y servicios está haciendo del coche un agente activo de internet capaz de proporcionar a los conductores una serie de ventajas en el campo de la seguridad, el confort y la economía.

Hace ya 20 años que internet revolucionó la informática y, según estimaciones de Bosch, en los próximos años, la llamada ‘red de redes’ va a revolucionar también el mundo del automóvil. Así, según sus estimaciones, en el año 2022 habrá 700 millones de coches conectados. Bosch ofrece ya el hardware que establece la conexión con el mundo exterior, una plataforma de software flexible que pone en contacto a los proveedores y usuarios de los servicios, así como numerosos servicios relacionados.

Para dar a conocer algunos de estos significativos avances, Bosch ha preparado un stand interactivo en el Salón del Automóvil de Barcelona (Pabellón 8, zona ‘Connected Car’, stand H12), que se celebra del 9 al 17 de mayo, con tres estaciones interactivas e interrelacionadas, en las que el visitante puede conocer tres sistemas inteligentes de la marca relacionadas con el coche conectado y la movilidad. Con la presentación de estos tres sistemas Bosch persigue un triple objetivo estratégico: Bosch lleva internet al vehículo para que se viva de forma intuitiva; proporciona funciones de asistencia con valor añadido, y, además, conecta el coche con la  infraestructura de tráfico. La llamada Realidad Aumentada conectará el mundo virtual con el mundo real. El parabrisas se convertirá en la pantalla central y pondrá toda la información del vehículo y de su entorno en el campo visual del conductor.

  • “Valet parking”  o aparcamiento automatizado: El conductor llega en su vehículo a un parking. La información sobre los datos del edificio y las plazas libres se transmiten al vehículo. El conductor confirma la función “aparcamiento automatizado” y abandona el vehículo. El coche busca la plaza libre y aparca automáticamente, enviando la confirmación “vehículo aparcado” al smartphone del conductor. Cuando el conductor desea volver a recoger el coche, solicita a través de su smartphone o tablet que el vehículo regrese al punto de entrega.
  •  Comunicación ‘Car to Car’: Intercambio de información entre vehículos en tiempo real sobre posibles peligros, vehículos averiados, retenciones o situaciones climatológicas adversas, con el objetivo de que el conductor se pueda anticipar a estas situaciones, lo que redunda en una mayor seguridad. .
  • Gestión de flotas: Bosch conecta en red los vehículos de una misma flota, lo que permite una nueva forma de análisis, por ejemplo, para el mantenimiento preventivo. A través de la interfaz que forma parte del sistema de diagnosis a bordo, el vehículo reconoce la necesidad de cambiar una pieza. Así, tanto los requisitos de mantenimiento como la identificación del vehículo se transmiten automáticamente al gestor de flotas a través del sistema telemático de Bosch. Los requisitos de mantenimiento se han introducido previamente en el sistema informático del gestor de flotas. El taller y la compañía de renting acuerdan la orden para el mantenimiento necesario. El conductor recibe diferentes propuestas de citas de los talleres más cercanos y confirma una cita por teléfono o cómodamente online desde su propio domicilio.

bosch salon de barcelona -1-

Con la presentación de estos tres sistemas Bosch persigue un triple objetivo estratégico: llevar internet al vehículo para que se viva de forma intuitiva, proporcionar funciones de asistencia con valor añadido y conectar el coche con la  infraestructura de tráfico. La llamada Realidad Aumentada conectará el mundo virtual con el mundo real. El parabrisas se convertirá en la pantalla central y pondrá toda la información del vehículo y de su entorno en el campo visual del conductor.

Fuente: Bosch (Nota de prensa)

banner-corp728x90

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here