Alemania se plantea prohibir los coches de combustión
BMW i3

Las estadísticas oficiales del programa de ayudas a la compra de vehículos eléctricos de Alemania revelan que está impulsando sobre todo las ventas de BMW que recibe casi un tercio de las solicitudes.

La Oficina Federal de Economía y Control de las Exportaciones (BAFA) ha hecho pública la evolución del programa de ayudas para la compra  de vehículos eléctricos durante su primer mes de aplicación. El plan ofrece un descuento de 4.000 euros en la compra de un vehículo eléctrico y 3.000 en el caso de un híbrido enchufable con un tope máximo para el precio de 60.000 euros, lo que deja a los modelos de Tesla fuera del plan.

De las 1.791 solicitudes, el 33% son para BEV y el 66% para PHEV

De las 1.791 solicitudes realizadas dos tercios, 1.194, son para vehículos completamente eléctricos (BEV) y 597 para híbridos enchufables (PHEV), una división que probablemente cambie en los próximos meses puesto que la oferta de modelos híbridos enchufables del mercado es mayor que la de eléctricos.

Gama BMW iPerformance
Gama BMW iPerformance

Por fabricantes BMW recibe 581 solicitudes, lo que supone prácticamente un tercio del total. En segundo lugar está Renault con 444 y Volkswagen 154, un dato sorprendente ya que el fabricante francés consigue hacerse con una buena parte de las solicitudes en un mercado que en principio podría pensarse que estaría dominado por las marcas alemanas.

Estos resultados responden únicamente al primer mes del programa que estará vigente hasta finales de junio de 2019. La evolución de las autonomías de los vehículos eléctricos durante los próximos años y la llegada del Model 3, que sí entraría en los márgenes de precio máximo del plan alemán, deben ayudar a que se cumpla el objetivo fundamental del programa que es aumentar de manera considerable la presencia de vehículos eléctricos en Alemania que cuenta con unos 50.000 vehículos enchufables en un parque total de 45 millones.

Tesla Model 3. Presentación en Los Ángeles
Tesla Model 3. Presentación en Los Ángeles
Un estudio publicado a principios de 2016 indicaba que un 69% de los automovilistas alemanes se decantarían por un coche eléctrico y que el freno principal para no hacerlo, en un 47% de los casos, era que su precio no era equivalente al de un térmico de similares características. La falta de apoyo financiero desanimó a  muchos compradores potenciales echando por tierra las inversiones en movilidad eléctrica de los fabricantes alemanes.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here