BMW renueva su bicicleta eléctrica

0
470

Los fabricantes de coches ya nos tienen acostumbrados a su pequeño catálogo de bicicletas diseñadas a lo grande y que son ofrecidas a los clientes de la marca en sus propios puntos de venta. La tercera generación de los tres modelos de BMW incluye la Cruise e-bike, eléctrica y repleta de tecnología.

Tres modelos y dos generaciones han formado el catálogo de bicicletas de BMW. La tercera generación está a punto de salir a la venta con tres modelos: la Cruise Bike, una nueva versión deportiva de la M Bike, la Trekking Bike y la Cruise e-bike, el segundo modelo eléctrico que sustituye al anterior, lanzado en la primavera de 2013.

La Cruise e-bike incorpora  el sistema pedelec, que limita la ayuda eléctrica hasta los 25 km/h. A mayor velocidad el sistema se desconecta. Su motor está fabricado por Bosch y situado en el eje pedalier. Tiene una potencia de 250 W. La asistencia que ofrece al pedaleo se regula según la forma de pedalear del ciclista, mediante una serie de sensores que miden, con una frecuencia de 1.000 veces por segundo, la velocidad, la frecuencia de pedaleo y el par. Con estos datos el calculador electrónico es capaz de calcular y ofrecer la potencia requerida en cada instante, pudiendo llegar a ofrecer el 250% de la potencia generada por el ciclista. Todo este sistema es ajustable en función de esa configuración la autonomía varía. BMW asegura que puede alcanzar los 100 kilómetros.

La batería es de 400 Wh, está situada en el tubo diagonal y es extraíble. Se puede recargar completamente en tres horas y media y, usando un sistema de carga rápida, se logra el 50% en 90 minutos. En total el peso de la bicicleta es de 22 kilogramos.

bmw cruise e-bike

Estéticamente el cuadro es parecido al de una moto por la forma que tiene la unión del tubo superior con el manillar, que pretende asemejarse a un depósito de gasolina. Todo el cableado discurre por el interior del cuadro, que ha sido desarrollado por DesignworksUSA y se fabrica mediante la tecnología del hidroformado. BMW asegura que es fuerte y ligero, que garantiza una óptima eficiencia y asegura una máxima transferencia de potencia con el mínimo esfuerzo.

Los componentes que monta provienen de fabricantes reconocidos en el sector. El cambio es de la marca Shimano, de 10 velocidades. La horquilla de la suspensión permite un desplazamiento de 75 milímetros e incorpora la función de bloqueo. Los frenos son de disco y de accionamiento  hidráulico en ambas ruedas. Monta llantas anti pinchazos, con banda reflectante en el lateral e iluminación por dinamo.

Estará a la venta, junto con el resto de la gama y los accesorios a finales de este mes.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here