BYD también quiere una gigafactoría de baterías

0
433

El mercado de las baterías va a ser uno de los más suculentos y disputado de los que van a surgir  de la movilidad eléctrica. Desde el anuncio de la gigafactoría de Tesla varios fabricantes se han ido posicionando. Ahora le toca el turno al gigante chino BYD.

Con el respaldo de Buffett Berkshire Hathaway Inc el fabricante chino de automóviles, autobuses y baterías con sede en Shenzhen pretende triplicar su producción de baterías destinadas a los vehículos híbridos y  eléctricos y al almacenamiento de energías renovables. En sus planes está agregar 6 GWh a su producción mundial en los próximos tres años, llegar a los 10 GWh a finales de 2015 y mantener el ritmo de expansión, si la demanda es sólida, hasta llegar a una cifra aproximada a los 34 GWh en 2020, con una inversión superior a los 5.000 millones de dólares previstos por la gigafactoría de Tesla.

Con las producciones anunciadas por las plantas de Tesla y BYD, 35 GWh y 34 GWh respectivamente, y funcionando ambas a pleno rendimiento en 2020, se triplicará la producción actual de baterías de ión-litio. Todo ello sin contar con el mayor productor de baterías para vehículos eléctricos que hoy por hoy es LG Chem, y que también ha comenzado la construcción de su nueva factoría a finales de 2014.

El almacenamiento de energía también va a ser un mercado fundamental en la integración de las energías renovables para poder absorber el exceso de producción de los parques eólicos y solares. En el sector intervienen una gran cantidad de nuevas empresas, además de los fabricantes de baterías tradicionales. Un sector que, tan solo en Estados Unidos se espera que pase de mover 128 millones de dólares en 2014 a 1.500 millones de dólares en 2019.

La mayor parte de la producción de BYD se realiza en China. Dispone de dos plantas en California abiertas en 2013 para producir los autobuses eléctricos y baterías. En 2015 ha comenzado la construcción de una nueva en Brasil, que contribuirá de manera significativa a la producción prevista para este año. Aunque buena parte de su fabricación de baterías tiene como destino productos de la electrónica de consumo, según los datos publicados el año pasado por Lux Research, BYD es el sexto fabricante de baterías en todo el mundo para vehículos híbridos y eléctricos.

La compañía lanzó su negocio de automoción en 2003 y desde entonces se ha convertido en uno de los fabricantes de automóviles más exitosos de China. Fuera de China, sin embargo, se ha centrado más en la venta de autobuses. Para este año planea desplegar 70 MWh en proyectos solo en el mercado estadounidense y tiene otros 130 MWh en cartera.

Fuente: electric-vehiclenews.com

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here