Alemania y Francia en el camino del Vehículo Eléctrico

0
392

 

Alemania echará el resto para alcanzar el objetivo de 1 millón de vehículos eléctricos para 2020, pero tendrá que ser un resto muy grande en forma de buenos incentivos para que la cifra de 24.000 eléctricos actuales se multiplique por 40 para alcanzar el objetivo. Mientras tanto, en Francia optan también por medidas que frenen el uso de combustible diésel.

Alemania quiere abordar el cambio al vehículo eléctrico cuanto antes y Angela Merkel valoró recientemente, en declaraciones a Bloomberg, el necesario incremento de incentivos para la adquisición de vehículos eléctricos junto con otras medidas fiscales.

Merkel deberá hablar con los diferentes estados alemanes para potenciar el VE mediante zonas de parking municipales sin impuestos, acceso a carriles bus y otras medidas favorecedoras de su uso. En cuanto a las estaciones de carga, se instalarán 400 en las áreas de servicio de las autopistas.

 

En Alemania también hablan de “orgullo alemán” a la hora de aportar soluciones tecnológicas antes de que Nissan y Tesla se hagan con el mercado. Pero la maquinaria alemana está bien engrasada y ya cuenta con 17 enchufables y otros 12 modelos que llegarán a lo largo de 2015. Seguramente podremos verlos en la Exposición que se celebrará el próximo verano en Berlín.

 

Francia

Por otro lado, Francia tiene claro que el apoyo que se le dio a los vehículos diésel ha perjudicado los niveles de gases contaminantes, y pretende implantar medidas coercitivas para mejorar los niveles del aire de las ciudades.

Su Primer Ministro Manuel Valls, quiere catalogar a los vehículos en función de sus emisiones de tal forma que las ciudades tengan libertad para prohibir la circulación a los más contaminantes. Otros planes incluyen el aumento de tasas para el diésel, con 2 céntimos por litro en 2015, o los incentivos a la compra de VE de hasta 10.000 euros.