Alcobendas participa en un proyecto europeo para reducir la contaminación con materiales fotocatalíticos

0
389

Alcobendas (Madrid) es la ciudad europea que participa en el proyecto LIFE MINOx-STREET, que investiga la capacidad real que tienen algunos materiales fotocatalíticos para reducir las concentraciones de los óxidos de nitrógeno en la atmósfera y mejorar así la calidad del aire urbano. Se estudiará el efecto descontaminante en 3 escenarios urbanos diferentes: calzada, acera y fachada.

Es un hecho conocido que la contaminación atmosférica en los grandes núcleos urbanos es un problema sin resolver que tiene numerosas consecuencias, aunque la más preocupante es la que afecta a la salud de los ciudadanos.

Qué es el proyecto LIFE MINOx-STREET

Es un proyecto cofinanciado por el programa LIFE 2012 de la Unión Europea, en el que participa el Ayuntamiento de Alcobendas junto a entidades públicas como CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), CEDEX (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas), e INECO (Ingeniería y Economía del Transporte S. A.), como socio coordinador.

El proyecto LIFE MINOx-STREET, con un horizonte de ejecución de cuatro años, presenta un doble objetivo general encaminado a la gestión de la calidad del aire en el entorno urbano, a través de la monitorización, por un lado, y la modelización, por otro, de la eficiencia de los materiales fotocatalíticos en la reducción de los NOx atmosféricos. Su presupuesto total es de dos millones de euros y el porcentaje de financiación por la Unión Europea es el 46,25%.

Cómo funciona

Con objeto de reducir la contribución de los NOx a la contaminación atmosférica en áreas urbanas se vienen implementando y evaluando distintas estrategias de mitigación. Una de las opciones de control medioambiental emergentes con potencial éxito en la eliminación de contaminantes atmosféricos –en particular, del dióxido de nitrógeno (NO2)– es el uso de materiales de construcción que incorporan compuestos fotocatalíticos como el dióxido de titanio (TiO2) que, activados por la luz solar, permiten eliminar del aire compuestos como los NOx a través de fotocatálisis oxidativa.

En Alcobendas, se estudiará el efecto descontaminante de distintos materiales de construcción fotocatalíticos (seleccionados por sus propiedades mecánicas, fotocatalíticas y de durabilidad en fases previas del proyecto) en tres escenarios urbanos diferentes: calzada (mezcla bituminosa con recubrimiento fotocatalítico), acera (hormigón fotocatalítico) y fachada (pintura fotocatalítica).

Se ha comenzado con un tramo de calzada, en ambos sentidos, del Paseo de la Chopera. En noviembre pasado se instaló una unidad móvil de monitorización de parámetros meteorológicos y de la contaminación atmosférica urbana, que estará operativa hasta marzo de 2015.

En una segunda fase, durante los meses de octubre a diciembre de 2015, se empleará un segundo material fotocatalítico en un escenario donde se implementarán hormigones fotocatalíticos para disponer en aceras. Y finalmente, en la tercera fase, de enero a marzo de 2016, se ensayará una pintura fotocatalítica seleccionada para su implementación en fachadas.

Participantes

En el desarrollo de esta acción de implementación del proyecto y en estrecha colaboración con el Ayuntamiento de Alcobendas, participarán las Unidades de Caracterización de la Contaminación Atmosférica y COP (Compuestos Orgánicos Persistentes), Emisiones Contaminantes, y Modelización de la Contaminación Atmosférica del Departamento de Medio Ambiente del CIEMAT, así como el grupo FOTOAIR-Tratamiento Fotocatalítico de Contaminantes en Aire, del Departamento de Energía del CIEMAT.

Dichos grupos de investigación trabajarán en la caracterización de emisiones a la atmósfera, la caracterización del comportamiento físico-químico de la atmósfera en presencia de los materiales fotocatalíticos seleccionados, la modelización de la dispersión de contaminantes atmosféricos en los escenarios urbanos elegidos de Alcobendas y, adicionalmente, el seguimiento de la actividad fotocatalítica de dichos materiales sometidos a envejecimiento y desgaste así como el análisis de los subproductos generados. Esto permitirá, finalmente, desarrollar una herramienta de pronóstico y control de la contaminación atmosférica urbana útil a las autoridades locales en la evaluación de las posibles estrategias de mejora de la calidad del aire.

Estas experiencias a escala real permitirán desarrollar y poner a punto un prototipo, consistente en un modelo numérico a microescala, que trate la química atmosférica urbana y considere el efecto sumidero de NOx en presencia de materiales fotocatalíticos aplicados sobre distintas superficies. Ello posibilitará estimar la dispersión de contaminantes gaseosos en las zonas urbanas a estudio y su potencial impacto sobre la salud.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here