Ahorro de 1.755 euros anuales compartiendo coche

0
407

El hecho de poseer un vehículo ha sido y es un signo identificativo de nuestro estatus social. Cuanto mejor es nuestro coche, y más deseado por nuestro entorno, obtenemos la consideración de persona importante, con clase, a la que le van bien las cosas en definitiva. En época de bonanza económica, invertir en un coche requería de un estudio previo atendiendo a cuestiones como la potencia, la equipación y los extras que pudiéramos incluir para diferenciar nuestro coche del resto y ser de alguna manera, “especiales”. 

Además, el hecho de tener dos unidades por familia pasó de ser un signo identificativo de familia acomodada, a uno de necesidad creada. ¿Cómo movernos si nuestra pareja está usando el coche? Pues necesitamos tener dos coches por si…

Ya antes de la crisis, solíamos oír alguna conversación en la que el experto de turno aseguraba que si en vez del segundo coche, utilizáramos un taxi para las contadas ocasiones en que realmente lo necesitábamos, ahorraríamos un montón de euros. Todos asentíamos pero ninguno lo llevaba a la práctica.

El concepto de car-sharing

Y llegados a este punto, nos encontramos con la crisis: millones de parados y por consiguiente, millones de coches guardados en los garajes que ya no se usan a diario. Y empezamos a oír eso de …. “Tengo el coche muerto de risa en el garaje. Ya sólo uso el pequeño para ir al súper”.

En el contexto económico actual, con la carestía de la gasolina y el coste de mantenimiento del coche en propiedad, el car-sharing se está convirtiendo en la alternativa barata y eficiente. Consiste en alquilar un vehículo híbrido o eléctrico por períodos mínimos de media hora y pagos por tiempo de uso y kilómetros recorridos. Según Jose Ignacio Marcos, responsable de flotas de IBILEK “Con un vehículo en propiedad haciendo 10.000 km/año los gastos son de 6.875 €/año, y con car-sharing 5.120 €/año, lo que supone un ahorro de 1.755 €/año”. Y matiza: “El servicio está enfocado a personas que recorren con su vehículo menos de 12.000 km/año, así como para empresas que no quieren costear una flota de vehículos mediante renting”.

La contratación del servicio de car- sharing incluye el combustible y la electricidad, el seguro, la asistencia 24 horas, el parking y la limpieza del vehículo. Además, la no emisión de CO2 contribuye a la sostenibilidad del medio ambiente, y la contaminación acústica. El car-sharing se utiliza para un uso más habitual y para recorridos cortos que el coche de alquiler tradicional. Además, te permite alquilar por Internet y no precisa de personal para entregar y recoger el vehículo.

Campaña de concienciación en el País Vasco

Según la última Encuesta de Presupuestos Familiares elaborada por el INE, una quinta parte del dinero que entra en casa (el 18%) se destina a los gastos del coche (carburante, revisiones mecánicas, mantenimiento de piezas, seguro, impuestos de circulación, coste de aparcamiento y otros como multas, ITV o limpieza del vehículo).

La empresa vasca Ibilek, ha desarrollado una campaña de concienciación sobre el ahorro que representa su servicio frente al uso del vehículo propio. Utilizó un gran huevo sobre un coche para transmitir la idea de lo que cuesta su mantenimiento. Los resultados, grabados con cámara oculta, se pueden ver en el siguiente vídeo

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here