VEM2016 en la Plaza de Colón de Madrid
VEM2016 en la Plaza de Colón de Madrid

Desconocimiento y desinformación son los datos que revela una encuesta realizada en Estados Unidos sobre la movilidad eléctrica. Hasta un 60 % de los estadounidenses no saben que existen los vehículos eléctricos.

Una encuesta de la consultora americana Altman Vilandrie & Company ofrece unos datos sorprendentes respecto al conocimiento que los estadounidenses tienen de la movilidad eléctrica. Sorprendentes desde el punto de vista de los que vemos cómo evoluciona la industria automovilística en esta dirección, pero que quizás no es tan evidente para el público general, algo que debería preocupar al sector.

A pesar de la presentación del Tesla Model 3 y sus 400.000 reservas, de la llegada al mercado del Chevrolet Bolt a los concesionarios de Estados Unidos en diciembre de 2016 y de la mayor oferta de híbridos enchufables del mercado, el 60 % de los estadounidenses no saben que existen los vehículos eléctricos y un 80% nunca se ha subido a uno para conducirlo.

No todos son malas noticias. El 60% de los encuestados que sí se habían subido a uno disfrutó de la experiencia. Una cantidad quizás algo baja, pero que contrasta con el 8% que no lo hizo. El resto debió quedarse igual o quizás, no hizo la prueba conduciendo el coche.

novedades-renault-espana-2015-700

Vehículos a precio más bajo y facilidad para probarlos

Según Moe Kelley,  codirector de la encuesta la tasa de adopción de los vehículos eléctricos es baja pero hay señales de fuerte demanda latente en el mercado. La industria del automóvil todavía tiene que lanzar al mercado modelos a precio más bajo accesibles a todos  consumidores, así como encontrar una manera para facilitar la prueba de los vehículos. Si ocurren estás cosas, la tasa de adopción de vehículos eléctricos se acelerará.

Según Edmunds.com, en Estados Unidos el precio promedio del coche nuevo es de 34.077 dólares, lo que deja tanto al Tesla Model 3 como al Chevrolet Perno, dentro de la media e incluso por debajo al aplicarles las ayudas. Esto quiere decir que la primera de las dos condiciones podría cumplirse y solo quedaría que los fabricantes quieran venderlos. En el caso de Tesla no hay duda de que es así. En el caso de otros fabricantes, como ya se reflejaba en este estudio sobre la publicidad, ese hace necesario un cambio de estrategia.

VEM 2016
VEM 2016

¿Se pueden trasladar estos datos a España?

Ayudas, bajada de precios e información real

En España, según Faconauto, en 2015, el precio medio de los vehículos nuevos fue de unos 25.000 euros, una cantidad a la que hay que aplicar el descuento aplicado por cada marca y que ronda los 4.000 euros.  Sin datos definitivos, 2016 no supondrá una variación importante sobre esta cifra.

Una cantidad que es significativamente inferior al mercado de Estados Unidos y que sitúa a muchos de los eléctricos que llegarán próximamente en la parte alta de la media, incluso después de aplicarles los incentivos. Unas ayudas que necesariamente hay que mantener para hacer crecer las ventas y lograr que la economía de escala haga el resto y logre hacer descender los precios al aumentar las ventas.

En cuanto al conocimiento y la prueba de los vehículos no nos cabe duda que es necesario multiplicar los esfuerzos y evitar la desinformación que, en muchas ocasiones, se da en los grandes medios de comunicación, haciendo creer a la gente que el coche eléctrico es una tecnología para el futuro, cuando, en realidad, tiene mucho presente.

banner-corp728x90

No hay comentarios

Dejar respuesta